37º Aniversario del Parque Nacional Calilegua: un área natural que alberga vida en todas sus formas

Jujuy al día® – Se conmemoraron los 37 años de creación del Parque Nacional Calilegua, con un acto del que participaron miembros de las comunidades guaraníes de la zona, pobladores, funcionarios municipales, provinciales y nacionales.

La ceremonia se llevó a cabo en el ingreso al Parque Nacional, ubicado en las Sierras de Calilegua, a 106 Km. de San Salvador de Jujuy, Departamento Ledesma.

Estuvieron presentes el vicepresidente de Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra; el intendente del Parque Nacional, Matías Carpineto, acompañado por los guarda parques de su equipo; en representación de la ministra de ambiente, María Inés Zigarán, estuvieron funcionarios del organismo.

También se hicieron presentes, la intendente de Calilegua, Elsa Flores, junto a miembros de la Municipalidad; y la autoridad máxima del Pueblo Guaraní en Jujuy y Salta, y representante de la comunidad Kuarasi Oë Ou, Flora Elsa Cruz. Además de estudiantes, artesanos, y demás habitantes de la zona.

En relación con el cese de la explotación hidrocarburífera de una de las áreas con mayor biodiversidad del país, a partir de la sanción de la Ley N° 5889, los funcionarios presentes destacaron que significó uno de los hitos más trascendentales en materia ambiental, que el gobernador Gerardo Morales supo ubicar como prioridad.

De igual modo, valoraron que haber recuperado el área protegida del parque, representa también el sentido de la gestión pública actual, sostenida sobre principios de respeto y valoración de la naturaleza.

Una de las áreas de mayor biodiversidad del país

El Parque Nacional Calilegua fue creado en el año 1979, y constituye el ambiente de mayor biodiversidad del país junto con la selva paranaense, en Misiones.

Calilegua es el único parque nacional de Jujuy y su superficie de 76.320 hectáreas lo convierte en el área protegida más grande en nuestro país dedicado a la conservación de las selvas tropicales de montaña.

Además presenta un alto valor de conservación debido a la biodiversidad (variedad de especies animales y vegetales) que alberga. Es importante su función de conexión entre diferentes ambientes de Yungas, y como límite sur del corredor biológico Tariquía-Baritú-Calilegua (un proyecto con Bolivia que busca integrar las acciones de conservación de estas tres áreas protegidas).

Desde el punto de vista del patrimonio cultural, el parque se concibe como un espacio intercultural, donde concurren diferentes cosmovisiones y perspectivas. Un ejemplo de esto es el sendero intercultural Guaraní.

Al mismo tiempo, constituye un área clave de interacción entre un área protegida y los propietarios y pobladores vecinos. El parque capta y provee agua que es usada para riego de los cultivos de la parte baja, principalmente la caña de azúcar y los cítricos.

También atrae un número creciente de visitantes al área protegida (12.500 en 2008) y a las localidades vecinas, generando oportunidades de desarrollo sustentable vinculadas al turismo rural. Un ejemplo de esto es la creación de la Asociación de Turismo Comunitario Las Queñoas (ATuCoQue), con base en la localidad de San Francisco, por arriba del parque.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.