Arostegui fue imputado por no haber investigado un grave caso vinculado a Milagro Sala

Jujuy al día® – El Juez de Instrucción de Causas Ley N° 1, Javier Arostegui fue imputado a fines de la semana pasado de un grave delito, ya que por más de 5 años no habría investigado una causa donde está vinculada directamente Milagro Sala.

El magistrado fue imputado como supuesto autor del delito de “retardo malicioso de justicia e incumplimiento de los deberes de funcionario público, en Concurso real”. Vale aclarar que el expediente fue recaratulado, ya que los delitos que se le imputaban estaban concursados idealmente.

Teniendo en cuenta que ya el entonces Senador, y actual gobernador, Gerardo Morales, en el año 2013, solicitó la promoción de un jury de enjuiciamiento a raíz de diversas irregularidades detectadas en causas donde estuvo imputada la dirigente social Milagro Sala y miembros de la Red de Organizaciones Sociales, según pudo conocer JUJUY AL DÍA®, fue una de estas tantas causas las que derivaron en la imputación del magistrado.

El hecho, que tomó estado público tras una publicación del diario JUJUY AL DÍA®, es el intento de rapto de un menor de edad, luego que un grupo de personas golpearan a una mujer por supuestas ordenes de Milagro Sala, del cual hoy se conocen mayores detalles.

Esta causa radica en el expediente Nº 398/2011 Recaratulado: Mercado, Juan José, una persona de sexo femenino y dos personas de sexo masculino a establecer por supuesto autoría de  delito de privación ilegítima de la libertad agravado por el fin y por el número de intervinientes en grado de tentativa y Milagro Amalia Ángela Sala por supuesta autoría del delito de privación ilegitima de la libertad agravado por el fin y por el número de intervinientes en grado de tentativa en calidad de determinadora directa.

La denuncia nace luego que el 20 de mayo del 2011, Linda Mayra Marlene Huertas, señaló que el día anterior a dicha fecha, alrededor de las 22:30, caminaba por avenida Éxodo y casi en la intersección con calle Urdidinea, y fue interceptada por una camioneta negra de la cual bajó una mujer y un hombre, quien la persiguió unos metros, y al alcanzarla, sin interesarle que llevaba a su pequeño bebé, la golpeó con un cachetazo en la cara mientras le decía que  “esto es por tu marido”.

Luego con un golpe de puño en el pecho lograron arrebatarle al menor y lo subieron a la camioneta. Como podía la victima intentaba defenderse y luchar por su bebé mientras solicitaba auxilio a quien pasaba por el lugar. Un hombre asistió a la mujer, golpeó a uno de sus atacantes y recuperó al menor.

La atacante ya desde el rodado le gritaba a la joven “la flaca me mando”.

La víctima, en la mañana siguiente, puso en conocimiento de lo sucedido a su pareja y padre del menor, y este le pidió por seguridad que se dirija a la casa de su madre en barrio Punta Diamante.

Huertas abordó un remis y cuando llegó a la entrada de dicho barrio, la misma camioneta se cruzó delante del rodado y bajaron la misma mujer y el mismo sujeto de la noche anterior juntamente a otros hombres y golpearon al conductor del remis. La atacante le realizó varios cortes en el rostro a la joven e intentaba nuevamente arrebatarle a su hijo mientras que era amenazada por esta mujer que le decía “decile a tu marido que desarme todo lo que está armando”. La mujer logró zafarse de sus atacantes y huir.

Según pudo conocer nuestro medio, a raíz de esta denuncia, comenzaron las investigaciones, en ese momento a cargo del Juez de Instrucción Penal Raúl Gutiérrez, que al analizar las pruebas y considerar el delito de la privación ilegitima de la libertad, remitió las actuaciones al Juzgado Federal debido a la incompetencia de la justicia ordinaria en estos casos.

El 22 de junio, la Justicia Federal rechaza su competencia y devuelve las actuaciones a la justicia provincia, quien el 25 de agosto de ese año, por el conflicto en la competencia eleva la investigación a la Corte Suprema de Justicia que resolvió a mediados de septiembre que sea la justicia ordinaria la encargada de investigar el hecho hasta que se resuelva la competencia.

En la provincia se creó, y entró en vigencia en agosto de ese año, el Juzgado de Instrucción de Causas Ley, más conocido como Juzgado Residual, a raíz del cambio del Código Procesal Penal y a puesta en marcha de las Fiscalías de Investigación y Juzgado de Control

Este nuevo Juzgado se debía hacer cargo de todas las investigaciones que comenzaron antes de agosto del 2011 y fue designado en como responsable Francisco Javier Arostegui.

El magistrado recibió las actuaciones de este hecho el 21 de septiembre del 2011.

Debido a que no se habría investigado desde la mencionada fecha hasta el mes de mayo del corriente año, ya que fue el Juez de Instrucción de Causas Ley N° 2, Pablo Pullen Llermanos quien da curso a las actuaciones, se consideró que el Juez Arostegui habría incurrido en el delito de retardo malicioso de administración de justicia e incumplimiento de los deberes de funcionario público, en concurso real.

Según fuentes consultadas por JUJUY AL DÍA®, el Juez Arostegui deberá conocer causa de imputación y designar abogado defensor el próximo 4 de agosto, en horas de la tarde.