El Ministerio de Educación reanuda obras paralizadas y proyecta nuevas escuelas

Jujuy al día® – Además, mediante más de 160 convenios con municipios, comisiones municipales y cooperativas, el área de Infraestructura de la cartera educativa ejecuta ampliaciones, mejoras y reparaciones en edificios escolares de toda la Provincia. Por la sequía, se instalan cisternas de reservas para asegurar la dotación de agua en las escuelas del norte. Por altos costos y servicios deficientes, se ampliará la cobertura de energía solar en los establecimientos educativos.

El Ministerio de Educación reformuló proyectos y regularizó la situación administrativa de obras que estaban paralizadas, lo que permitirá este año reactivar la construcción de cuatro escuelas en la Puna y reiniciar los trabajos en la Escuela “Doctor Guillermo Paterson” de La Esperanza, donde ya comenzó la demolición de viejas estructuras que se reemplazarán por otras a nuevo.

La ministra de Educación, Isolda Calsina, explicó que la revisión y regularización administrativa encarada en la cartera posibilitó reanudar la cadena de pago que la Nación tenía cortada a raíz de la falta de rendiciones dejada por la gestión anterior y avanzar en la redeterminación de precios de una importante cantidad de obras.

Calsina señaló que en Jama, Catua, Barrancas y Tusaquillas, lugares que tienen sentidas necesidades de infraestructura educativa de vieja data, las obras tenían rescindidos los contratos y con distintos porcentajes de ejecución, ante lo cual se reformularon los proyectos y se hicieron mejoras para realizar los nuevos llamados a licitación.

La ministra mencionó también la reactivación de la obra del jardín de infantes de la Escuela “Padre Jerónimo Schonfeld” de San Salvador de Jujuy, próxima a terminarse, y la construcción de la sala de maestros y cocina ya concluida en la escuela secundaria de Caimancito.

“Estamos con prácticamente reactivadas todas las obras que estaban paralizadas cuando empezó nuestra gestión”, subrayó.

Por otro lado destacó que se trabaja en solucionar la falta de lugar para el funcionamiento de jardines en la Escuela Belgrano, donde la gestión anterior refuncionalizó el edificio sin prever espacios para los jardines de cuatro años; mientras se planifican y ejecutan las ampliaciones definitivas, se habilitaron dos salas en espacios alquilados a la Sociedad Española, en las que los niños reciben clases en dos turnos.

Añadió la ministra que en muchos lugares de la Provincia “se están haciendo trabajos de mantenimiento de las escuelas, tenemos un programa para atender las cosas más urgentes pero también las más importantes y estamos trabajando en aproximadamente cincuenta escuelas”.

Para ejecutar distintos trabajos –puntualizó- hasta comienzos de junio se firmaron más de 160 convenios con municipalidades, comisiones municipales y cooperativas, sin perjuicio de obras que se están proyectando para hacer reformas y ampliaciones.

Sobre la situación en escuelas de la Puna con problemas de agua debido a la sequía que se abate sobre la región, la ministra explicó que se instalan cisternas de reserva en las escuelas 384 de Piscuno, en la 387 de La Cruz y en la 369 de El Angosto, en una acción conjunta con la Comisión Municipal de Santa Catalina que aporta la mano de obra y los materiales el Ministerio de Educación. Además se encuentran en etapa final de trámite administrativo los convenios con municipios para equipar con cisternas de este tipo a ocho escuelas de Rinconada y tres de Cochinoca.

En otro orden, señaló que se trabajará con la Secretaría de Energía para solucionar problemas en el servicio de electricidad que actualmente no alcanza a cubrir las necesidades de las escuelas. “No estamos satisfechos con el servicio que se presta a las escuelas, el que además es muy costoso, sobre todo para las escuelas del norte”, sostuvo la ministra. “Es un tema –destacó- que tenemos que discutir con la empresa privada que brinda el servicio porque no estamos satisfechos con lo que reciben las escuelas y es más, nos establecen pautas de consumo presunto que nos encarecen mucho el costo. Lo que nos importa a nosotros es que la escuela tenga el servicio de electricidad con la mayor cantidad de horas posibles para que los chicos puedan tener la posibilidad de estudiar todas las horas necesarias, de utilizar equipos tecnológicos que favorezcan a la educación, hoy limitado por el servicio insuficiente que nos brinda la empresa”.

Calsina explicó que se estudiarán alternativas con la Secretaría de Energía y la SUSEPU para fortalecer en las escuelas la matriz verde con el objeto que “tengamos más energía solar en las escuelas de Jujuy; las escuelas tienen que ser solares en todos lados y ésta es una decisión que hemos tomado”, concluyó.