Declaración de Purmamarca: “Un punto de partida inédito y muy valioso” para el futuro de la educación argentina

Jujuy al día® – Producto de la Declaración de Purmamarca gestada por el Consejo Federal de Educación constituido en Jujuy, el presidente Mauricio Macri, en compañía del gobernador Gerardo Morales, lanzó la iniciativa denominada “Compromiso por la Educación” que establece procedimientos de evaluación a docentes, alumnos y escuelas, con miras a mejorar la calidad educativa en todo el país.

La Declaración de Purmamarca marca el camino a la denominada “Revolución Educativa”, en cuyo marco se prevé avanzar con la obligatoriedad del nivel inicial a partir de los tres años de edad y la creación del Instituto de Evaluación de la Calidad y Equidad Educativa que promoverá los procesos de evaluación a nivel nacional y obtener datos precisos que permitan mejorar el aprendizaje de los estudiantes.

“Ese acuerdo en Purmamarca es un punto de partida inédito y muy valioso”, resaltó el Jefe de Estado, en alusión al documento firmado por la Nación y las provincias a partir de ejes en común para encaminar políticas superadoras en el campo educativo.

Durante el acto de lanzamiento, del que también participaron mandatarios provinciales y la ministra de Educación de Jujuy, Isolda Calsina, Macri convocó a “no tener miedo a la transformación y al cambio” y recalcó la necesidad de “conocer si los chicos están aprendiendo” y al mismo tiempo hacer de las escuelas “fábricas de sueños”.

“La educación, cuando funciona, es la principal herramienta para igualar oportunidades”, definió el Presidente.

Morales expresó que “Compromiso por la Educación” es un llamado a todos los argentinos a afrontar el desafío de alcanzar una educación inclusiva y de calidad, objetivo que demanda la activa participación ciudadana estrechamente vinculada con la escuela, la familia y la comunidad.

Para el Mandatario jujeño, se dio un salto cualitativo en la búsqueda de una mejor educación, con entornos de enseñanza y aprendizaje abiertos y la promoción de ciudadanía activa. Puntualizó que ello implica “el fortalecimiento de una oferta educacional inclusiva, con capacidad para responder a la creciente demandas de la sociedad”.

Señaló que estos desafíos exigen la comprometida participación de todo el entramado social. De allí, ponderó el valor del llamado formulado por el Presidente “de trabajar en equipo favor de la formación moral, intelectual, ética y humana” de las actuales y futuras generaciones.