“El suicidio es un flagelo que requería de una ley para su tratamiento integral”

Jujuy al día® – La diputada Patricia Armella (PJ) valoró la coincidencia alcanzada con todos los bloque políticos de la Legislatura para desembocar en la adhesión a la Ley nacional 27.130 de Prevención del Suicidio. La norma de adecuación al instrumento legal sancionado oportunamente por el Congreso de la Nación fue aprobada por unanimidad por la Cámara de Diputados de la provincia en su última sesión y lleva el número 5.938. La Ley declara de interés la atención bio-psicosocial de las personas víctimas de intentos de suicidio, la capacitación del personal de la salud y la investigación a partir de las estadísticas existentes.

Armella, autora de la iniciativa de adhesión, explicó que a partir de la promulgación de la Ley por parte del Ejecutivo, el Instituto de Seguros de Jujuy (ISJ) deberá brindar cobertura asistencial a las personas que hayan presentado episodios de intento de suicidio y a sus familias, al igual que a las familias de las personas víctimas de suicidio. La misma –dijo- comprenderá las detección, el seguimiento y el tratamiento respectivo, siendo el Ministerio de Salud la autoridad de aplicación.

Sostuvo que para la aplicación plena de esta normativa será fundamental la capacitación de los recursos humanos y de los profesionales médicos que desempeñan sus tareas dentro del sistema de salud pública de la provincia. “Entendemos que estamos frente a una problemática que tiene que ser abordada de manera integral, multidisciplinaria e interministerial, porque afecta a la familia que es el principal núcleo de nuestra sociedad”, subrayó.

La diputada justicialista, titular además de la Comisión de Salud de la Legislatura, opinó que es lamentable lo que viene sucediendo en la provincia en materia de suicidios. Aseguró que Jujuy encabeza una triste estadística traducida en la tasa de suicidios en jóvenes y refirió que, de acuerdo a datos aportados por la Fundación Vida, en nuestra provincia se registran alrededor de 82 casos anuales.

“La incidencia y la prevalencia en suicidios es marcada en la adolescencia y ahora también en la niñez”, apuntó, a la vez de advertir que para alcanzar la meta que se propone esta ley, la provincia va a tener que llevar a cabo un abordaje integral de la problemática. “El Estado deberá trabajar en la creación de nodos de fortalecimiento en instituciones intermedias, pero antes que nada deberá asumir que el suicidio es prevenible y predecible a partir de las conductas suicidas que denotan algunas personas”, sugirió.

Puntualizó que en esa tarea será clave el Ministerio de Educación y todas aquellas instituciones sociales y deportivas que contienen a los niños y jóvenes de la provincia. Para la legisladora peronista, son esas las instituciones que pueden detectar eventuales casos de suicidios. Expresó luego su preocupación por el avance de este flagelo en el norte argentino. “La región está por encima de la media nacional, por ello entendimos que era necesario legislar sobre esta temática en la provincia”.