Proyecto Chanchillos: avanzan los trabajos para la Gestión Integral de Residuos

Jujuy al día® – Autoridades del Ministerio de Ambiente de la Provincia recorrieron las obras de la primera etapa del proyecto Chanchillos, el cual se encuentra en un 35% de avance. La comitiva estuvo integrada por la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán; la Secretaria de Calidad Ambiental, Fernanda Yapur; la Directora de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Susana Amador; el Director de Herramientas de Política Ambiental, Antonio Alejo; la Directora de Saneamiento Básico, Cecilia Coronel; y el Ingeniero a cargo de la inspección técnica de la obra, Hugo Ponce.

La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, explicó que se trata de un proyecto financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de GIRSU Nación. “Es la obra más ambiciosa de los últimos años en materia de gestión de residuos. El Proyecto se inscribe dentro de la política ambiental de residuos, del Plan Provincial ‘Pachamama, te cuido’, y dentro de la iniciativa Jujuy Verde, que es la política provincial de abordaje de Cambio Climático”.

“Actualmente –especificó Zigarán-, estamos ejecutando la primera etapa de la construcción de este Centro Ambiental -cuyo nombre estamos definiendo-, la cual permitirá resolver la problemática de los residuos del área metropolitana de la Provincia, específicamente de los residuos orgánicos, inorgánicos y de poda. La segunda etapa de Chanchillos -cuya licitación ya ha sido lanzada y el 7 de junio se conocieron las ofertas-, se encuentra en la fase de selección de la oferta ganadora, e incluye el relleno sanitario del Centro Integral, una planta de transferencia y clasificación en San Pedro, y el saneamiento de los basurales de El Pongo y Chanchillos. Estimamos que en tres o cuatro meses podría estar iniciándose ésta”.

La Ministra de Ambiente sostuvo que además ·estamos analizando nuevos desarrollos para convertirlo en un Centro Integral que nos permita tratar todo tipo de residuos, para lo cual nos encontramos en tratativas con el Gobierno de Suecia, para una planta piloto de biogás, pero además estamos elaborando proyectos asociados  como el tratamiento de patógenos, residuos eléctricos y electrónicos, industriales y áridos, dentro de la misma planta. La problemática de residuos es prioritaria dentro de la política ambiental y hemos dado un gran paso con Chanchillos”.

“Tenemos desafíos que nos urgen, como la sanción de la ley GIRSU que estamos debatiendo con diversos actores y respecto de la cual existe enorme consenso; ahora estamos en una etapa de recuperación de aportes y enriqueciéndola con otros subsistemas, pero además estamos gestionando los recursos para garantizar la logística del sistema de residuos. Chanchillos nos provee la gran infraestructura, ahora necesitamos dotar de equipamiento, de sistemas de logística y de contenerización para los gobiernos locales”, explicó María Inés Zigarán, y destacó que asociado a los proyectos de infraestructura y logística, “estamos trabajando con planes de inclusión social y laboral de todas las personas que trabajan con la basura de manera informal y a quienes queremos apoyar también para que se incorporen como actores en el nuevo paradigma de economía circular que queremos instaurar, para aprovechar así los componentes útiles de los residuos”.

Por su parte, Martín Franchi, responsable técnico de la empresa EVA, ejecutora de las obras, detalló que esta primera etapa, “la cual proyectamos finalizarla para principios de octubre, contiene toda la parte de infraestructura vial edilicia -caminería y circulación-, la nave industrial que aloja la planta de tratamiento de separación de residuos, equipamiento indispensable para operarla, y en cuanto a lo edilicio, dos vestuarios, una oficina de control y pesaje, y una oficina de control e inspección. Obras de seguridad, cerco perimetral, iluminación, energía interna y la provisión de agua”.

“Tenemos maquinaria específica para operar la planta –continuó Franchi-, como una pala cargadora, un tractor con accesorios, chipeadora de ramas, carros para transportar el material orgánico recuperado, como el material de rechazo, y elementos menores como carros de vuelco”.

“Dentro de la planta hay dos naves paralelas en las cuales, en una está todo lo que es la línea de separación y clasificación del material orgánico, el cual es el que va a compostaje, y el inorgánico va a clasificación para su reutilización, y el material de rechazo va a enterramiento. Además el material forestal chipeado se va a utilizar para darle estructura al tratamiento futuro de compostaje, y el sobrante para remediación, especificó el responsable técnico de EVA”.