Gioja quiere intervenir el PJ de Jujuy y dinamita los puentes con Massa

Jujuy al día® – El diputado quiere aprovechar la reunión del Consejo del PJ para sacarle el partido a un aliado de Massa.

El sanjuanino José Luis Gioja está decidido a plantear en la reunión del Consejo Nacional del PJ de este jueves una moción para que ese órgano partidario intervenga el PJ de Jujuy que hoy está en manos de Carlos Haquim, aliado de Sergio Massa y vicegobernador del radical Gerardo Morales.

Haquim, un histórico peronista de Jujuy, ganó hace poco las internas del PJ y le arrebató el partido a la estructura del ex gobernador Eduardo Fellner, que lo controlaba hace 17 años.

La provocación de Gioja no es naif. Responde a una estrategia que se trazó junto al formoseño Gildo Insfrán, para contener y en lo posible conducir a los restos del kirchnerismo y del sciolismo. Ambos sectores quieren dinamitar cualquier reunificación del peronismo que incluya a Sergio Massa y José Manuel de la Sota, según publica el sitio LPO.

Por eso, el fin de semana pasado realizaron en Mendoza unas jornadas partidarias donde le dieron micrófono a las expresiones más viscerales del cristinismo camporista. Parece una contradicción con la intención de Gioja e Insfrán de consagran este jueves una nueva ruptura del bloque de diputados; y probablemente lo sea, pero el sanjuanino y el formoseño quieren bordar una costura que les permita contener y subsumir a los kirchneristas en un PJ reseteado bajo su conducción.

Gioja le encargó al ex gobernador entrerriano Sergio Urribarri que estudie el caso Jujuy y vea los mecanismos para intervenir el partido. Llegó al entrerriano luego que el jefe de los senadores Miguel Angel Pichetto, lo cortara en seco cuando le hizo el mismo pedido.  Es que la decisión no es sencilla, Haquim ya avisó que resistirá judicialmente la medida.

Esta tensión se da en el medio de la otra pulseada que mantienen Gioja y los k con Diego Bossio y su bloque justicialista, que hoy tiene 17 miembros. El sanjuanino le quiere tironear a algunos de ellos y del minibloque de Darío Giustozzi; mientras que el ex titular de la Anses quiere aprovechar el nuevo estallido de la bancada kirchnerista para sumar legisladores a su bancada.

La provocación a Massa fue un pedido director de Daniel Scioli y Carlos Kunkel, que le exigieron es aprueba de amor al sanjuanino. No es casual. Massa ya le hizo saber al presidente del PJ que sólo aceptará hablar de algún tipo de acuerdo electoral a futuro, si se desprende de Scioli y los ultrakirchneristas.