Alianza público-privada para promover el desarrollo regional

Jujuy al día® – El gobernador Gerardo Morales presidió la apertura del Seminario de Economías Regionales “de Cara al Presente”. El evento, organizado por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), se propuso como un espacio de discusión de la situación territorial de las economías y de dialogo permanente entre el estado y el sector privado.

Junto al gobernador Morales estuvieron encabezando la apertura de la jornada, en el hotel de Altos de La Viña, el vicegobernador de la Provincia, Carlos Haquím y el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de la Rioja. A ellos se sumaron funcionarios de los ministerios de Producción y Desarrollo de las provincias del NOA.

El seminario tuvo como objetivos establecer una agenda de discusión permanente con una visión territorial de las economías regionales que forman parte de la región NOA, conocer la agenda de gestión empresarial que llevan adelante las cámaras de industrias, alimentos y bebidas de la región, y conocer las políticas públicas en términos de la producción que se desarrollan en las provincias del noroeste del país.

En ese contexto, Morales remarcó la decisión del gobierno nacional de propender al desarrollo de las distintas economías en todas las regiones. “Estoy convencido que desde la industria y las organizaciones empresariales hay que aprovechar este momento de cambio en el que el gobierno busca cerrar la brecha y establecer mesas de diálogo para resolver problemas del presente y trazar caminos para el futuro”, argumentó.

“Hay que aprovechar la situación, el pensamiento y las decisiones de un gobierno nacional que ha encarado medidas concretas en este sentido beneficiando a determinados sectores, más allá de algunas respuestas que todavía no entiendo”, manifestó el Mandatario en relación al incremento de precios de los productos provenientes de sectores de la industria alimenticia. En ese sentido, pidió responsabilidad como también remarcó la necesidad de cerrar una alianza público privada para promover el desarrollo regional.

Destacó como fundamental el enfoque regional que se le debe dar al desarrollo económico, “para lo cual es necesario tener una agenda común para levantar el la cuota del bioetanol a 25 por ciento, el Fast en la provincias tabacaleras, el desarrollo del Plan Belgrano, el ferrocarril, que son los temas de agenda que ha definido COPAL y que nosotros compartimos  y que ayudará a recuperar trabajo y la cultura del trabajo; y sabemos que esto solo se va a dar cuando crezca el sector privado”.

Por su parte, el titular de la COPAL acentuó la importancia que el encuentro se realice en la provincia de Jujuy y destacó el trabajo de Morales como “promotor de estos espacios que permiten compartir la agenda productiva, delinear acciones de construcción colectiva entre el estado y el sector privado a fin de conjugar esfuerzos para mejorar la competitividad del sector”.

Funes de Rioja sintetizó la situación actual de la industria de alimentos y bebidas en la argentina que en el 2011 tuvo un pico de importación de 30 mil millones de dólares de alimentos con valor agregado, “hoy lamentablemente después de esta declinación desde ese año bajamos a 25 mil millones, debido a erróneas políticas de estado que llevaron a la decadencia de las economías regionales”.

Al respecto, resaltó el interés sobre la realidad de las economías regionales que tuvo el presidente Macri, por entonces candidato, que a través de la Fundación Pensar realizó durante un año el seguimiento del programa realizado por la COPAL en el que se proponían objetivos, estrategias políticas y medidas que estimamos son convenientes promover y desarrollar en el país. “Con esto no pretendemos imponer sino sugerir y marcar cual es nuestra visón y necesidad en un contexto de dialogo publico privado indispensables para recrear las condiciones de un país desarrollado”, sostuvo.

Subrayó que, para el sector,  las medidas de primera generación tomadas por el gobierno nacional, como el levantamiento del cepo cambiario o  la negociación de la deuda, fueron oportunas, valientes y efectivas. Además las calificó como pilares de la etapa que viene en la argentina que deberá caracterizarse por el “fortalecimiento del estado, la inversión privada y genuina, que apunten al desarrollo; pero para llegar a este lugar se requieren reformas de segunda generación complementarias para tener una argentina competitiva”.