Personas en situación de calle: “ahora nos ponemos más sensibles, porque cuando disfrutamos del carnaval los miramos pero no los vemos”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, la Directora provincial de Protección Integral de Personas Adultas Mayores, dependientes de la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Humano de Jujuy, Cintia Páez, se refirió a las personas que viven en situación de calle y a las tareas que realizan para mejorar su calidad de vida, aunque aseguró que “es una decisión de vida, aunque no lo podamos entender, hay gente que es de la calle porque decidió  ser de la calle”.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Cintia Páez expresó “la verdad que la Dirección de Adultos Mayores, con el solo hecho de cambiar su nombre y tener incorporada la protección integral tiene que ver con una perspectiva de derechos, y es cierto que el frio hace visible muchas situaciones de personas que viven en la calle”.

“El tema está en abordar las situaciones particulares de estas personas que por alguna situación en especial, el sistema los expulsó y los mandó a vivir en situación de calle y hay que diferenciarlos de aquellas personas que deciden vivir en la calle por una decisión de vida  y por ejercicio de sus derechos”.

“En estos tiempos de invierno, donde nos ponemos más sensibles, recién los empezamos a mirar y verlos, porque cuando disfrutamos del carnaval los miramos pero no los vemos, nadie llama para decir que hay personas en situación de calle”, aseguró.

Acerca de la cantidad de personas en situación de calle, Páez explicó “estamos haciendo, de manera coordinada y profunda, un rastrillaje para ver con qué nos encontramos y así poder diferenciar los casos. Si bien ésta es una Dirección que se ocupa de personas adultas mayores de 60 años en adelante,  estamos haciendo un trabajo con el equipo de coordinación con toda la población en situación de calle, y esto es un proceso no un suceso, porque no podemos salir un día y resolver situaciones que por ahí vienen instaladas de años”.

“Estamos haciendo un trabajo responsable, prudente y respetuoso para con estas personas en situación de calle, y cada particularidad se va coordinando con diferentes instituciones que trabajan silenciosamente, muy comprometidos con estas personas brindándoles comida, abrigo, un espacio para higienizarse, y estamos desde el espacio provincial coordinando para fortalecer acciones porque no vamos a poder solos nosotros, ni ellos, la idea es poder armar una red y potenciar las acciones”.

Luego que desde la Fundación “Manos Abiertas” dijeran que necesitan del Estado en algunas situaciones, por ejemplo cuando una persona no quiere salir por su voluntad de la calle, durante esta temporada invernal, JUJUY AL DÍA® consultó a la Directora provincial de Protección Integral de Personas Adultas Mayores, sobre qué acciones puede realizar la entidad ante esa situación. Cintia Páez respondió que no se los puede obligar “porque es un derecho, es una decisión de vida, aunque no lo podamos entender, hay gente que es de la calle porque decidió ser de calle, esto pasa en el mundo no solo en Jujuy, es una decisión de vida, contra eso no se puede, tenemos que respetar los derechos”.

“Hay situaciones especiales, porque no podemos contemplar que una familia decida vivir en situación de calle porque someten los derechos de niños, pero son particularidades y se las estudian desde lo general y particular. Hemos resuelto casos de personas que transitoriamente están en la calle, se establecen las coordinaciones y no solo interministerial si no con ONG, instituciones con seres humanos de un corazón inmenso que practican  este valor de la solidaridad. Por eso la idea  es esa, es poder fortalecer la coordinación  para que las acciones se potencien”.

Para finalizar, se refirió a la muerte de una persona en situación de calle diciendo “la verdad que es durísimo no solo para el Estado provincial si no para la sociedad, hay que evaluar con los equipos técnicos cada situación y determinar si es una decisión personal o si es una adversidad de la vida por lo que están en la calle”.