Infraestructura y COREBE iniciarán trabajos de contención hídrica en la Quebrada

Jujuy al día® – El titular de la cartera de Infraestructura, Jorge Rizzotti, recibió al presidente de la Comisión Regional del Río Bermejo (COREBE), Jorge Edgardo Castellanos, y a sus colaboradores para coordinar acciones relacionadas a la prevención y mejora de los planes hídricos en la zona de la Quebrada.

El coordinador de Municipios del MISPTyV, Gabriel Márquez, fue el encargado de articular la mesa de trabajo, desarrollada en la sede ministerial, como también el recorrido que los equipos técnicos de la COREBE y de la Dirección Recursos Hídricos de la Provincia realizaron por las localidades de Purmamarca y Tilcara, con el objetivo de acordar trabajos conjuntos en en materia hídrica.

Cabe recordar, que la Dirección de Recursos Hídricos, encabezada por Guillermo Sadir,  viene trabajando en diferentes planes de contingencia y esquemas de obras de primera necesidad vinculadas a la sistematización y encause de las cuentas más complejas de  la provincia,  en especial en la región de la Quebrada que es de las más afectadas por las crecidas de los ríos en época de lluvia.

Es necesario destacar,  que Jujuy es una provincia con un sistema hídrico muy particular y por sobre todo complejo, motivo por el cual requiere trabajos de saneamiento e infraestructura coordinados, efectivos y por sobre todo eficientes, para evitar situaciones difíciles en medio de contingencias climáticas imposibles de predecir,  como lo ocurrido en Tilcara en el mes de febrero o los sucesos de Palpalá en abril pasado.

Al respecto, Márquez destacó la colaboración entre las partes y la iniciativa para “lograr mejorar una problemática histórica en la quebrada jujeña, el desborde de los ríos y sus terribles consecuencias sobre los poblados más cercanos”. Además, el funcionario detalló que “durante la recorrida por Tilcara y Purmamarca, específicamente en los ríos Grandes, Chalala, Guasamayo, Purmamarca y Coquena,  los técnicos pudieron  verificar la importancia de trabajar en esta zona lo antes posible ya que en la época de lluvias es imposible movilizar maquinaria por el lugar”.

En este sentido, los ingenieros realizaron diversos relevamiento de la zona destacando que la región puede ser clasificada como geológicamente inestable, por lo que consideraron necesario iniciar en breve los trabajos de sistematización de cuencas, y así lograr mitigar la emergencia hídrica que pudiera darse en la próxima temporada estival.