Hábitos sencillos ayudan a prevenir la gripe

Jujuy al día® – El Ministerio de Salud recuerda a la comunidad medidas efectivas para prevenir y disminuir las enfermedades respiratorias, la incorporación de prácticas simples como el lavado frecuente de manos, estornudar cubriéndose con el pliegue del codo y mantener la lactancia materna contribuyen a la reducción de la transmisión de los virus respiratorios.

La cartera sanitaria se encuentra desarrollando exitosamente la campaña de vacunación antigripal (destinada a los grupos vulnerables). Como complemento a la misma se brindan recomendaciones para la comunidad en general con el objetivo de fortalecera la misma, puesto que la información y conocimiento son fundamentales para sostener el cuidado personal y de la familia.

Además, se realizaron diversas capacitaciones con el objetivo de buscar un invierno saludable, campañas de difusión públicas, trabajos con escuelas e instituciones de diferentes ámbitos. A modo preventivo, el hospital “Pablo Soria” cuenta con una sala habilitada para tratar casos de gripe o influenza, para no afectar el normal funcionamiento del nosocomio.

Se recuerda que aquellas personas con mayor riesgo de enfermarse aun están a tiempo de vacunarse gratuitamente contra la gripe en los hospitales y centros de salud públicos de toda la provincia. La vacunación es la principal herramienta para  evitar complicaciones y muertes.

Los grupos vulnerables que pueden acceder gratuitamente a la vacuna antigripal son el personal de salud, las embarazadas en cualquier trimestre de gestación y las puérperas hasta diez días de egreso de la maternidad (como máximo a 10 días del parto si no la recibieron durante el embarazo), los niños de entre 6 y 24 meses de edad inclusive, todas los adultos mayores de 65 años, personas de entre 2 y 64 años inclusive, con factores de riesgo como enfermedades cardíacas, respiratorias, renales crónicas, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otras (este último grupo deberá presentar certificado médico que avale el diagnóstico).

Durante el invierno circulan distintos virus que producen enfermedades respiratorias entre las que se cuentan la bronquiolitis (que afecta principalmente a niños pequeños y lactantes), la enfermedad tipo influenza (ETI) o gripe, las infecciones respiratorias agudas graves (IRAG) y las neumonías.

Es importante que cuando los niños experimenten síntomas como fiebre, mocos o dificultad para respirar concurran a la consulta médica y si los bebés enfermos se encuentran decaídos y rechazan el alimento; respiran aceleradamente, con ronquidos o silbidos y se les hunde el pecho al respirar se debe acudir de manera urgente al centro de salud.

Medidas de prevención generales

Alimentar a los bebés exclusivamente con lactancia materna hasta los 6 meses, agregando a partir de esa edad alimentos complementarios adecuados, aplicar a los niños todas las vacunas del Calendario Nacional y evitar el contacto de ellos con personas afectadas por enfermedades respiratorias.

La principal herramienta para toda la población es el frecuente lavado de las manos, sobre todo antes y después de ir al baño, preparar comida o cambiarle los pañales al bebé.

Cuidar el aire interior de las viviendas, evitando el humo de cigarrillo o de leña, y ventilando las habitaciones donde hay brasas o una llama (porque producen un gas venenoso, el monóxido de carbono, que no se ve ni tiene olor).

Por último cuidar la casa de la humedad, evitando que se junte vapor en los ambientes para que no se desarrollen bacterias o moho.

Ante cualquier síntoma (tos, malestar general, fiebre) recomendamos la consulta a un médico en cualquier centro de salud u hospital de Jujuy.