El gobernador Morales brindó importantes definiciones sobre varios temas

Jujuy al día® – El gobernador Gerardo Morales confirmó que funcionarios provinciales viajarán en las próximas horas a la República Popular China, con el objeto de definir acuerdos para la ejecución de proyectos de generación de energía renovable y la provisión de cámaras de seguridad.

Partirán con destino a China el secretario de Energía, Mario Pizarro; el presidente del Directorio de Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE),  José María Palomares; el presidente del BAS en proceso de conversión a Banco de Desarrollo, Marcelo Fernández; y el secretario Legal y Técnico de la Gobernación, Miguel Ángel Rivas; quienes mantendrán reuniones con ejecutivos de Shanghái Electric y Power China, como así también entrevistas con representantes de Eximbank y otras entidades, a los fines de abordar programas de desarrollo energético.

“De China tienen que venir con los convenios y preparar toda la documentación correspondiente a estos programas, de manera que en septiembre cuando el presidente Mauricio Macri viaje al país asiático se encaminen los proyectos”, enfatizó el Mandatario y recordó que estas operatorias tienen que materializarse “de gobierno a gobierno con el aval de ambos Jefes de Estado”.

Hizo saber, que además está requiriendo a Shanghái Electric que proponga la construcción de la línea de 500 Mw hacia la planta solar, como así también una subestación.

Por otra parte, los funcionarios jujeños se reunirán con ZTE, empresa que proveerá a la provincia 1200 cámaras de seguridad para el sistema de prevención monitoreado. “Van a cerrar ese convenio y tomaremos un crédito con dos años de gracia y diez de plazo”, señaló Morales y destacó que las cámaras tienen que estar funcionando al 10 de diciembre.

En este sentido, anticipó que este jueves, junto al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, firmará un convenio de cooperación por la adhesión a la ley de estupefacientes, “por el cual fuerzas de seguridad nacionales y provinciales estarán dispuestas a combatir el narcotráfico”, de allí la necesidad de disponer de modernos sistemas de seguridad aplicados a la prevención de ilícitos.

Asimismo, adelantó que el regreso de los funcionarios provinciales será vía Italia, desde donde “hay buenas noticias” relacionadas al litio.

Programa especial para empresas

En otro orden, Morales estuvo reunido con los ministros nacionales de Energía y Minería, José Aranguren; y de Producción, Francisco Cabrera; para tratar la situación de las empresas radicadas en Jujuy y fuertemente alcanzadas por el reacomodamiento de las tarifas energéticas, puesto que inquieta la situación de Aceros Zapla, La Esperanza y el sector tabacalero, “cuyos costos subieron impactados por el precio del gas”.

Además, se prevé la realización de una mesa de diálogo y análisis con gobernadores del Norte Argentino para abordar este sensible tema. “Hay una actitud del Gobierno de la Nación de tratar situaciones específicas, no a través de subsidios, sino mediante programas desde la cartera de Producción”, remarcó.

El Mandatario no descarta que en el curso de esta semana o la próxima, sea convocado junto a sus pares del Norte para atender esta cuestión.

Leyes en camino

Por otra parte, el Gobernador dijo que aguarda la aprobación del proyecto de ley de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos para la semana próxima. También remarcó, que para iniciar el gran proceso de transformación del ingenio La Esperanza, “necesitamos el marco legal correspondiente el jueves”, el cual declara la Emergencia Económica, Productiva y Social en La Esperanza. “Nuestro plan para el futuro del ingenio no deja a nadie en la calle”, aseguró y advirtió que “si esta propuesta no se acepta, viene la quiebra”.

“Tenemos una mina de oro en San Pedro, pero necesitamos un inversor serio que apueste realmente en Jujuy”, consideró y puntualizó que “los que pasaron y se fueron, no les interesó comprar un lío con la cantidad de trabajadores que tiene la planta”.

Finamente, Morales pidió a los trabajadores azucareros que, más allá de las medidas de protesta y el legítimo derecho a reclamar, “no afecten la zafra”.