Turismo de Reuniones, el Caballo de Troya del desarrollo turístico para San Salvador de Jujuy

Jujuy al día® – En un contexto altamente competitivo, los destinos turísticos buscan formas de distinguirse de sus competidores, apoyándose en productos turísticos y elementos diferenciadores. Los eventos son, sin duda, una de las formas que los destinos urbanos usan a su favor, buscando de esa forma ampliar y diversificar el mercado turístico, crear dinámicas económicas sostenibles y proyectar una imagen atractiva y competitiva.

El turismo de reuniones, también conocido como turismo de eventos o de negocios, es un segmento de la actividad turística que posibilita la obtención de numerosos beneficios para las localidades que lo promueven, como ser: aumento del número de visitantes, mejoras en la infraestructura turística de la localidad y servicios prestados al visitante; mejora de la economía local; desarrollo social y generación de empleo (directo, indirecto e inducido); educación y conocimiento; marketing del destino; atracción de inversiones; protección del patrimonio y, como si fuera poco, rompe la estacionalidad. Los mencionados anteriormente son solo algunos de los beneficios. Para tener una idea, según la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA), se estima por ejemplo que, un congreso panamericano deja en el destino aproximadamente entre 2 a 3 millones de dólares en solamente 4 días, y un congreso internacional alrededor de 8 millones de dólares.

Asimismo, diversos informes de ICCA señalan que el gasto promedio de un viajero en un evento de turismo de reuniones es de cuatro a seis veces más que uno de sol y playa. Si se trata de un congreso internacional, el gasto promedio es de 560 dólares por día, y si es un evento latinoamericano, el promedio es de 370 dólares y la estadía promedio de 3.5 días. Para Arnaldo Ardone – ex-presidente de ICCA, director de la Consultora Mice Consulting y Gerente General del Centro de Convenciones y Exhibiciones de Punta del Este – el turismo de reuniones representa el 22% del movimiento total turístico internacional, siendo el de mayor impacto en los destinos ya que el 89% del retorno sobre la inversión (ROI) de un evento queda en el destino.

De esta forma, es evidente que el turismo de reuniones permite tener el turismo como motor de dinamización y promoción intersectorial, aprovechando y potenciando efectos sinérgicos de la excelencia empresarial del territorio con fuerte internacionalización. Efectivamente, el sector de eventos ha ganado creciente importancia y un rol fundamental respecto al refuerzo de la competitividad y atractividad de los destinos turísticos contribuyendo, en simultáneo, para el surgimiento de nuevos productos turísticos.

Desde la Coordinación de la Unidad de Planificación del Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy se ha propuesto una nueva metodología de trabajo para potenciar el turismo de reuniones en la provincia, que incluye entre otros: la creación de un Observatorio Local de Turismo de Reuniones en colaboración con una de las universidades locales; el fortalecimiento del Jujuy Conventions & Visitors Bureau (JCVB); y la articulación con la Secretaría de Planificación del Ministerio de Infraestructura en el proyecto de la Ciudad Cultural que incluye un hotel y un centro de convenciones. De todas las acciones destaco dos explicitadas abajo:

Observatorio Local de Turismo de Reuniones

El Observatorio Local de Turismo de Reuniones integra la Secretaría de Turismo de Jujuy, el JCVB y está a cargo de la coordinación de la Licenciatura en Turismo de la UCSE-DASS. Su creación es importante ya que es crucial unir esfuerzos para crear una herramienta única que reúna la información estratégica para el desarrollo sostenible de este segmento, así como articular y colaborar con el sector académico. Sus principales funciones son: analizar e interpretar datos de turismo para fines de investigación científica; producir información sobre reuniones y eventos que puedan ser realizados en la provincia; colaborar con el JCVB en la captación de eventos para la provincia; elaborar estudios de mercado y acompañar las políticas desarrolladas por el Ministerio de Cultura y Turismo con el objetivo de potenciar la competitividad del turismo de reuniones; y realizar propuestas y sugerir medidas concretas a las demás partes que puedan orientar el desarrollo, la organización y la promoción de la oferta turística con el objetivo de incrementar la calidad de los productos y destinos turísticos.

Centro de Convenciones y Exposiciones

Actualmente la provincia carece de un espacio multifunciones que permita la realización de eventos de mayores dimensiones y que facilite el evento tipo “taller”. Así, la ciudad de San Salvador contará con un nuevo Centro de Convenciones que ampliará la infraestructura local y hará la ciudad, y por ende, la provincia, más atractiva para la realización de grandes eventos y/o medianos eventos simultáneos.

Está previsto una sala plenaria y salas complementarias, todas divisibles en áreas multiusos y espacios polivalentes, para albergar todo tipo de eventos (asambleas, convenciones, jornadas, seminarios, presentaciones de productos, ferias, etc.) que en total darán una capacidad en auditorio de 1500 personas. Además de eso, prevé área administrativa, foyer y estacionamiento para aproximadamente 200 vehículos.

Es de igual importancia que el edificio en sí mismo tenga identidad y sea singular, ya que el mismo edificio puede ser considerado un atractivo turístico.

Algunas líneas estratégicas para el éxito del Centro de Convenciones:

  1. Incrementar la actividad congresual y corporativa;
  2. Promover nuevas fuentes de ingresos (innovar);
  3. Desarrollar programación cultural propia;
  4. Mantener la máxima eficiencia operativa;
  5. Mantener la imagen vanguardista e innovadora;
  6. Fortalecer la motivación y capacitación del equipo humano;
  7. Gestión orientada a los resultados;
  8. Estructura flexible.

El problema no es la mala imagen, es la ausencia de una buena imagen.

Por lo mencionado anteriormente es necesario apostar en la planificación y promoción de la provincia como destino sede de eventos y es imperativo atraer negocios antes que el Centro de Convenciones esté terminado. De otra forma, tendremos una hermosa estructura pero sin eventos. Por otro lado, es crucial la cooperación con el sector privado, trabajando conjuntamente para que los mismos no suban los precios solo porque se está realizando determinado evento y fundamentalmente garantizar que están abiertos.

Lic. Ana Sofia Apolónia B. Pereira de Calvó                                                   Coordinadora de la Unidad de Planificación                                                                  Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy