Aportes al proyecto de ley: la Puna piensa en GIRSU

Jujuy al día® – Intendencias y comisiones municipales de la Puna concretaron un encuentro con diputados y autoridades provinciales, para debatir los alcances del proyecto de ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), cuya definición en la Legislatura es inminente.

Los referentes de los gobiernos locales de la Puna se convocaron para evaluar el proyecto remitido por el Ejecutivo a la Legislatura, tal como lo hicieron oportunamente las demás regiones de la provincia. Cada encuentro partió de la base de que el plan de Gestión Integral de Residuos viene a solucionar una de las mayores problemáticas por las que atraviesan los municipios y comisiones municipales.

Se explicaron los principales puntos del proyecto, entre ellos la creación de la empresa estatal GIRSU que estará conformada con la participación de los gobiernos locales que adhieran a la futura ley; la mejora del servicio de recolección, que vendrá de la mano con una reformulación de la tasa municipal, denominada desde ahora tasa GIRSU, que cubra de manera integral el servicio de gestión, desde la recolección, la separación, el tratamiento, y el reequipamiento y capacitación para los municipios. Luego de explicar en detalle estos puntos, los comisionados municipales e intendentes de la Puna realizaron sus aportes que fueron tenidos en cuenta por los legisladores presentes.

Concretamente, el intendente de Abra Pampa, José Luis Liquín, consideró fundamental reconocer el problema y hacerse cargo. “Tenemos que adoptar como política de Estado el tratamiento adecuado de los residuos”, expresó el titular del municipio puneño y, a su vez, dijo que “todavía tenemos que seguir trabajando en algunos puntos, pero los objetivos están bien planteados y como municipio de Abra Pampa nos sumamos a esta iniciativa, porque estamos en el momento justo de emprender este tipo de acciones que redundan en beneficio para la sociedad”.

Tras valorar el financiamiento internacional conseguido a través de gestiones recientes llevadas a cabo por el gobernador Gerardo Morales, Liquín manifestó la necesidad de asumir con seriedad y responsabilidad el proyecto.

Respecto a la incorporación de la tasa GIRSU, puntualizó que “en el nuestro como en muchos municipios, tenemos poca recaudación de la tasa de recolección, y sería muy positivo incluirla en la boleta de agua y luz, con lo cual va a mejorar la recaudación y, por ende, el servicio”.

Por su parte, la concejal de La Quiaca Alejandra Elías, destacó que se trata de “una propuesta muy importante, porque la gran pregunta que nos hacemos hoy en el interior es qué hacemos con la problemática de la basura que se recoge cada día”.

La edil puneña explicó que “cada vez vamos contaminando más el ambiente, no estamos pensando en nosotros, menos en las futuras generaciones, y esto a medida que pasen los años será una problemática mucho más grande”.

De esta manera, se sumó a los dichos compartidos por la mayoría de los referentes de los gobiernos locales del interior, en relación a la necesidad de adherir al proyecto de ley. “Es importante que adhiramos a este proyecto, para luego pasar a desarrollar una campaña de concientización con todos los vecinos”, consignó y abundó al respecto diciendo que “al principio cada cambio cuesta, pero si hacemos un buen trabajo, la sociedad va a entender esto, y vamos a poder mejorar nuestra calidad de vida”.

Por último, la comisionada de Puesto del Marqués, Adriana Farfán, celebró que los diputados hayan venido a socializar el proyecto de ley. “Por primera vez estamos siendo partícipes en la diagramación de una ley”, destacó.

No obstante explicó que se encuentran en una etapa de consideración y revisión del Proyecto, ponderó la iniciativa al decir que “lo más importante es que viene a solucionar el problema que tenemos todos, que es el tratamiento de la basura”.

Finalmente, la mayoría de los referentes de los gobiernos locales de la Puna explicaron que realizan el servicio de recolección de la basura de manera ineficiente, depositando o quemando los residuos a cielo abierto, lo que genera una contaminación que afecta la salud de las personas y pone en riesgo las condiciones de vida.

“Necesitamos realizar un tratamiento integral”, coincidieron todos. Describiendo que esto implica separar los residuos, clasificarlos, disponerlos adecuadamente, pensar en la posibilidad del recicla.