Supuesta golpiza y muerte de un bebé: la justicia espera informes para determinar la responsabilidad de familiares

Jujuy al día® – Durante esta semana, la Fiscalía que investiga el homicidio de Thiago Ayllón, el bebé de 8 meses que murió tras una supuesta golpiza de sus progenitores, continuó solicitando medidas para esclarecer el hecho. En este caso solicitó las historias clínicas de una clínica privada de nuestra capital y del hospital materno infantil.

Hasta el momento no se ha determinado fehacientemente quien o quienes son los responsables de la muerte del niño.

Fuentes consultadas por el diario JUJUY AL DÍA® informaron que el Fiscal Alejandro Bossatti, quien está a cargo de investigar el homicidio de Thiago Ayllón, durante la semana ha solicitado  dos pruebas para la causa.

Una de ellas es la historia clínica del niño donde están las atenciones recibidas en el Hospital Materno Infantil de nuestra provincia, para establecer el estado en el que el menor ingresó de urgencias, el diagnóstico y tratamiento recibido hasta que su muerte.

Además solicitó un informe a una clínica privada de nuestra ciudad donde habría sido atendido. El motivo es debido a las marcas que presentaba el menor, la cual en un primer momento se sospechaba que serían quemaduras de cigarrillos, y que según la familia serían una reacción alérgica, que habrían sido tratadas en dicha clínica.

El Fiscal aún está a la espera de los resultados de los exámenes patológicos de las muestras extraídas en la autopsia, y demás informes para poder analizar en su conjunto las actuaciones.

Vale recordar que se tomaron testimoniales, y se realizó una inspección ocular en la vivienda de la abuela del menor.

Thiago Ayllón murió el 4 de mayo en el Hospital Materno Infantil de nuestra ciudad luego que ingresara a urgencias el sábado anterior, donde fue llevado por la abuela tras, según manifestó ella, se había caído de la cama.

Tras la muerte, la autopsia confirmó que presentaba dos fracturas en su cráneo que no coincidirán con lo relatado por la mujer.

Por el hecho están detenidos sus padres y la abuela, todos imputados del delito de “Homicidio agravado por el vínculo”, y hasta el momento no se ha establecido el grado de responsabilidad de cada uno de ellos, ni se han inculpado entre los familiares.