Buscan otorgarle un rango constitucional a los centros vecinales de la provincia Un proyecto de ley de la diputada Patricia Armella (PJ) es analizado en la Legislatura jujeña

Jujuy al día® – En la Comisión de Asuntos Institucionales de la Legislatura jujeña avanza el análisis del proyecto de ley de Centros Vecinales de la Provincia, propiciado por la diputada Patricia Armella del bloque del Partido Justicialista (PJ). El mismo promueve la participación ciudadana y la regularización de estas instituciones, además de plantear que las mismas se deberán conformar mediante un acta constitutiva, un estatuto social y un número mínimo del 25% del padrón de vecinos, estableciéndose un mandato de dos años para sus autoridades.

Cabe mencionar que la iniciativa tomó estado parlamentario en la sexta sesión ordinaria de la Cámara de Diputados. La propuesta estipula una serie de beneficios en términos de apoyo del Estado provincial, como ser subsidios, exenciones impositivas y reducción en el pago de servicios públicos.

Armella explicó que el proyecto apunta a dar uniformidad, promover la institucionalización e impulsar el desarrollo de los centros vecinales de la provincia. “Al tener estas instituciones un rango constitucional, el espíritu se enfoca a que los vecinos puedan organizarse en forma representativa, participativa, democrática y plural”, remarcó.

Sobre el objetivo eje de la propuesta, la legisladora refirió que es indudable la importancia y trascendencia que tiene la participación ciudadana a través de los centros vecinales. “Estas instituciones realizan una tarea inestimable de mediación entre las autoridades locales y los vecinos de los barrios para buscar la satisfacción de las necesidades humanas y el bien común”, subrayó.

Asimismo, sostuvo que las funciones de estas entidades se vinculan estrictamente con la gestión municipal mediante el control de los servicios públicos, la ejecución de obras públicas, la colaboración en tareas sociales o educativas, la formulación de planes, la emisión de opiniones y todo aquello que aliente la actividad cívica y la participación comunitaria.

Más adelante, Armella precisó que, se aprobarse esta ley, quedarán comprendidos por la misma los centros vecinales de la provincia constituidos o a constituirse, y que cumplan con los requisitos establecidos en el cuerpo normativo, esto es el cumplimiento de lo indicado por los artículos 141 al 224 del Código Civil y Comercial, contar con el certificado de factibilidad vecinal expedido por la autoridad municipal competente, y que no exista otro centro vecinal en la jurisdicción o barrio de la entidad solicitante.

Uno de los artículos del proyecto señala que la comisión directiva estará integrada por doce miembros que acrediten una residencia mínima de dos años en el barrio en cuestión y que tenga abonadas las doce últimas cuotas sociales anteriores a la fecha de elección de autoridades. También aclara que los directivos electos durarán dos años en sus funciones y podrán ser reelegidos por un período como máximo, desempeñando sus cargos ad honorem.

La diputada justicialista aseguró que esta ley promoverá la participación democrática de la comunidad vecinal, regulando la constitución, organización y desarrollo de estas instituciones sin fines de lucro apostando a una relación más activa de los vecinos en actividades de bien público que beneficiarán a su jurisdicción de residencia.-