Defraudación al Estado: para su abogado, Tolosa fue un “chivo expiatorio” y podría solicitar su sobreseimiento

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Elías Garay, abogado defensor de Pablo Tolosa, quien está imputado del delito de defraudación al Estado provincial, aseguró que su defendido ha sido un “perejil” y sostuvo que “hubo un apresuramiento de la denuncia de la Fiscal para querer sacar todo esto y se han cometido estos errores”.

Adelantó que, ante la espera de nuevas pruebas, podría solicitar el inmediato sobreseimiento de su defendido.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Elías Garay manifestó “su imputación es porque habría firmado 20 convenios en su breve permanencia a cargo del IVUJ, 20 de los 50 convenios, y a raíz de esto se han librado unos anticipos de haberes, pero no los libró él, además esos convenios tienen que ser aprobados por resolución del directorio”.

“En el expediente hay una declaración de una testigo calificada, que es la doctora Lizárraga, que manifestó que esos convenios para tener validez jurídica deben estar aprobados por resolución del directorio y firmados por la totalidad del directorio, y hay muchos convenios que no estaban aprobados con resolución, en otro expediente que tiene el doctor Isidoro Cruz, donde está imputada también la contadora Gutiérrez, ella manifiesta que los 20 convenios que firmó Tolosa no han sido aprobados por resolución”.

Por ello “solicité al doctor Mercau que libre oficios al Instituto de Viviendas a los efecto de  informar si esos convenios firmados por el ex Vocal Pablo Tolosa han sido aprobados por resolución del Directorio y firmado por la totalidad del directorio, ya que deben tener su aval porque el que firma es el presidente conjuntamente con todo el directorio”.

Indicó que su defendido “firmó un convenio que es parte de un circuito administrativo que se tiene qua hacer, no libró anticipos porque no tiene su firma registrada en el Banco Nación solo en el Banco Macro donde libra cheques para pagar el gas, utilería, pero independientemente de esto si es que ese convenio no está firmado con resolución del directorio y se han librado anticipos de obra no es responsabilidad de Tolosa sino de quien firmó el cheque, en estos casos el presidente”.

Explicó que “el juez dio como plazo hasta el martes para que el IVUJ conteste, el miércoles me presentaré al juzgado a ver si ya se informó y qué informó, y en el supuesto caso que no lo hiciera pediré que se lo intime  24 horas más  y si no informara o no existen las resoluciones no queda otra que pedir en el acto el sobreseimiento total y definitivo de mi cliente porque no hay delito”.

Elías Garay aseguró que Pablo Tolosa en esta causa “es un ‘perejil’, lo dije en un primer momento cuando asumí la defensa, ya que luego de revisar el expediente dije que es un ‘perejil’, lo han tomado apresuradamente en la investigación para hacer la denuncia sin tener elementos probatorios contundentes y si no hay pruebas debe ser sobreseído porque no se puede hacer denuncias apresuradas sin tomar elementos probatorios”.

“La Justicia debe  investigar primero y si surge la semiplena prueba de que puede haber cometido un delito  debe proceder, detenerlo si lo amerita, por ejemplo ‘Beto’ Cardozo está imputado por el mismo delito y no fue detenido por esta causa, porque acá hubo un apresuramiento de la denuncia de la Fiscal para sacar todo esto y se han cometido estos errores y lamentablemente complican su vida personal”.

Respecto a la participación de otros funcionarios en este accionar, Garay sostuvo que “el primer día que queda a cargo, porque salió de vacaciones Abregú, le traen 20  convenios para que firmen porque los otros ya los firmó Abregú. Él dijo que no sabía que era esto por lo que averiguo con el ingeniero Guarch, Jefe del Área y le dijo que estaban todos correctos que podía firmar, pero lo llamó a Abregú y este le dijo que tenía que firmar porque Cosentini dijo eso, luego consultó a los abogados quienes le dijeron que era correcto y firmó una cosa que era correcta”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al letrado si considera que su defendido fue el “chivo expiatorio” para evitar que cayeran otros funcionarios del gobierno de Fellner, Elías Garay respondió “no tengo dudas, lo han usado, para mi solo sabía de donde recibía órdenes pero no conocía el manejo de los cheques, de las entrega de obras, pero eso es un perejil”, concluyó.