Jujuy enriquece sus procedimientos para la regularización dominial En el marco del Consejo Nacional de Vivienda

Jujuy al día® – Funcionarios de la Subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación y referentes de las áreas de Planeamiento Urbano, Social y Notarial intervinientes en la regulación dominial de los Institutos Provinciales de Vivienda del NOA se reunieron en Salta para intercambiar experiencias, opiniones y plantear objetivos comunes a la región.

El encuentro estuvo presidido por los representantes de la Subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Franco Boggiato y Lucas Hunter; y de los Institutos de Vivienda de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero. La comitiva jujeña, a su vez, estuvo integrada por los jefes de los departamentos Notarial, Ana María de Vedia; Planeamiento Urbano, Ramón Rossel; Control de Ocupación Gloria Liquin, y Asuntos Institucionales Silvia Fernández; como también José Luis Noguera, del área de Planeamiento Urbano; todos del Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy (IVUJ).

Durante la jornada, los representantes de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda realizaron la presentación de los objetivos de la nación en la materia, manifestando el anhelo de alcanzar la suma de 40.000 escrituraciones en el año 2016 y la posibilidad de transferir recursos a las provincias para reducir el déficit en la seguridad jurídica de la tenencia de viviendas construidas con fondos del Estado Nacional, que en la actualidad asciende a más de 650.000 unidades habitacionales sin escriturar. Asimismo promueven un trabajo conjunto entre la Subsecretaria y los Institutos de Vivienda a los efectos de perfeccionar un análisis de la factibilidad dominial de los nuevos proyectos de construcción de viviendas a ejecutarse con fondos federales.

Por último, se presentó un tablero de control y seguimiento de las escrituraciones planificadas y llevadas a cabo por cada una de las provincias y se presentó la propuesta elaborada por la Subsecretaria de modificaciones al Proyecto de Ley Nacional de Regularización Dominial que tiene media sanción de la Cámara de Diputados.

Por su parte, los representantes de las áreas de Gestión de Tierras, Planeamiento Urbano, Agrimensura y Catastro de los Institutos de Viviendas participantes, realizaron una exposición sobre el marco normativo vigente en cada provincia, así como los procedimientos necesarios para llevar a cabo la mensura, relevamiento, confección y aprobación de planos y sus dificultades. De igual manera, hicieron referencia a  que a los costes de estas operatorias y cuestiones puntuales que llevan a la demora de las mismas; se presentaron casos concretos de conjuntos de viviendas o complejos habitaciones que no han sido regularizados y solicitaron la cooperación de la Nación para resolver conjuntamente la problemática.

Seguidamente, tomaron la palabra los representantes de las áreas correspondientes a la gestión notarial y social de los institutos provinciales, quienes dieron detalles de los procedimientos llevados a cabo para la escrituración en cada una de las provincias así como los costos y dificultades presentadas en cada una de ellas. En este sentido, manifestaron la importancia de que las escribanías de los Institutos de Vivienda cuenten con un registro especial para la escrituración. Finalmente, en conjunto hicieron hincapié en la necesidad de incorporar geo-tecnologías, publicidad, promoción de actividades y capacitación para alcanzar los objetivos de la regulación dominial.

Agenda común de las provincias del NOA

Durante el cierre del encuentro, realizaron un recuento de las consignas más urgentes para trabajar en cada una de las provincias y la región del Noroeste. Entre estos se destacan: la necesidad de articular entre Nación, Institutos Provinciales, Municipios y organismos involucrados en la regulación dominial, un tratamiento diferenciado para aquellos expedientes relacionados con la Regulación Dominial de la Vivienda Social; incorporar tecnologías a las áreas de Planeamiento Urbano, agrimensura y catastro de los Institutos Provinciales; plantear la importancia del pago de tasas, sellados, impuestos y aportes previsionales para la tramitación de planos y escrituras para Vivienda Social.

Asimismo, se recomienda a las provincias un control exhaustivo del cumplimiento del componente de presentación y tramitación de planos de mensura y subdivisión por parte de las empresas adjudicatarias de proyectos de construcción de viviendas sociales. Evaluar las posibilidades de creación de un Registro Especial Notarial para la escrituración de viviendas sociales con un arancel social acorde; promover la publicidad, capacitación y educación tanto del personal de los Institutos de vivienda como para la población beneficiaria de vivienda social, de la importancia de la seguridad jurídica de la tenencia de la vivienda; y finalmente promover la realización de talleres para la conformación de consorcios y Reglamentos de Convivencia para la regularización de aquellos complejos habitacionales de la Propiedad Horizontal que no hayan sido escriturados.