Mujer y combatiente: “es una vocación, es una elección, esto se lleva en el alma”

Jujuy al día® – En el marco de la celebración del Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales, nuestro medio dialogó con Alejandra Pérez, una de las 5 mujeres pertenecientes al grupo de brigadistas de la provincia, quien describió el rol de la mujer en este importante trabajo, y señaló “una quiere trabajar en terreno y no quedarse en la base”.

Además, JUJUY AL DÍA® también dialogó con el Coordinador del Plan Provincial Manejo del Fuego, Ezequiel Morales quien se refirió al crecimiento de la Brigada y cómo se preparan para el inicio de la temporada.

Perez - brigadistaAlejandra Pérez manifestó “nosotras tenemos el mismo rol, el mismo, tenemos que trabajar en la línea con herramientas, motosierras, aplicando agua o en el área técnica de la Brigada, cubrirnos un poco de todo”.

Comentó que en Jujuy “ahora somos 5 combatientes mujeres, yo ingrese en el año 2005. Los muchachos están siempre a la par nuestra y entendiendo que quizás no tengamos la misma fuerza que ellos pero si  tenemos la misma voluntad y la misma garra, tratamos de trabajar codo a codo”.

Aseguró que ser combatiente “es una vocación, es una elección, esto se lleva en el alma”.

Acerca de la inclusión de la mujer en un trabajo, que para muchos aun es considerado “de hombre”, Alejandra Pérez expresó “es complicado, Jujuy es una de las provincias que tiene combatientes mujeres, no son muchas en Argentina, hay muy pocas combatientes mujeres en la Brigada Nacional”.

“Pero hay que tener un carácter fuerte, hay que decir ‘me gusta hacer este trabajo’ porque una quiere trabajar en terreno y no quedarse en la base”.

Por su parte, Ezequiel Morales manifestó “vamos creciendo, la gente nos va conociendo. Nuestra función es cuidar el patrimonio natural y por eso estamos dentro de Ambiente”.

“Es muy efectivo tener tres bases en la provincia porque vamos a tener menor tiempo de respuesta, porque de Yuto a San Salvador de Jujuy tenemos 150 km y demoramos 1 o 2 horas, teniendo la base allá el ataque será mucho más rápido y el impacto va a ser menor”.

Al referirse a la temporada 2016, Morales indicó “la temporada oficialmente empieza en julio. Tuvimos la primer helada hace una semana, ya salimos a recorrer la zona y vimos que el combustible fino, que es el pastizal, ya está afectado y se va a predisponer dentro de poco”.

“Esto es una alerta constante porque cuando viene el viento norte en agosto está todo predispuesto con temperatura alta y cero humedad en el ambiente lo que hace que corramos riesgos de incendios”.