“Pan solidario”: otra buena iniciativa que se lleva a cabo en Jujuy

Jujuy al día® – Docentes y alumnos del nivel primario del Colegio Santa Bárbara, idearon una movida solidaria para poder ayudar a quien más lo necesita, logrando que en aquellas mesas nunca falta el pan.

Acerca de esta movida, el diario JUJUY AL DÍA® dialogó con los docentes de dicho establecimiento, Andrés Contreras y Mariano Villagra, quienes explicaron el origen y finalidad del “Pan Solidario”, y las repercusiones que ha tenido en los alumnos y en la misma sociedad.

Andrés Contreras manifestó “generamos un proyecto solidario en el Colegio, en el marco donde cada uno de los profesores plantea actividades dentro del plano social, entonces en el grupo de profesores de EGB 2 tuvimos la iniciativa del proyecto del ‘Pan solidario’, que no es una idea nuestra, está copiada de la heladera solidaria y otras ideas que responden a una problemática que se vive día a día, la dificultad de la gente para obtener lo básico como ser el pan”.

Sobre lo que significa enseñar a ser solidario en las escuelas de Jujuy, mencionó que “esto es un trabajo de todos los años, el trabajo de inculcar los valores y vemos que día  a día se va notando esto, al ver como los chicos se van relacionando entre ellos”.

“Es un trabajo de nunca acabar, siempre tenemos que estar recalcando el valor de la solidaridad, la justicia, el respeto de la libertad, destacando los derechos como personas, los derechos del niños, más allá  de responder a un interés de trabajar profundamente los valores de una persona y creemos que la mejor forma de trabajarlo es a través de acciones concretas como esta, porque realmente vimos que la necesidad del pan existe”.

Acerca de la demanda sostuvo “teníamos pensado que si nos sobraban bolsitas de pan lo íbamos  a llevar a un Hogar de niños pero desde el primer de día nunca nos sobraron”.

Comentó que “todos los martes y jueves en las puertas del establecimiento colocamos las bolsitas para las personas que lo necesitan”.

Por su parte, Mariano Villagra explicó que “en esto está trabajando toda la escuela. Los chicos de 1° a 7° grado traen el pancito los martes y jueves y de esta manera colaboran. Luego armamos las bolsitas y las ponemos a disponibilidad para todos lo que desean llevarlas”.

Villagra sostuvo que esta idea “tuvo muchas repercusiones, esto fue en aumento, primero con los chicos que se fueron  solidarizando, poco a poco fue en aumento hasta ahora, ya que empezamos con bolsitas con pequeñas cantidades, alrededor de 30 bolsitas que se arman  y ahora estamos entregando entre 60 y 70 bolsas. Hasta los padres mostraron interés y envían a los chicos con los panes para armar estas bolsitas”.