Relato de la inconsciencia “Hoy me doy cuenta que podría haber muerto” “Estoy muy arrepentido por lo que me pasó, uno pierde la conciencia cuando está alcoholizado”

Jujuy al día® – Debido al grave flagelo que aun representan los accidentes de tránsito en nuestra provincia, el diario JUJUY AL DÍA® toma la posta para realizar una campaña de concientización y sensibilización sobre la accidentología vial con testimonios en primera persona de victimas sobrevivientes, familias que han perdido a un ser querido, organizaciones de la sociedad civil, y el propio Estado provincial, para que entre todo logremos el objetivos de disminuir las muertes y lesiones en estos siniestros.

Para iniciar esta campaña, nuestro medio dialogó con el joven Jonatan Guanuco, un muchacho de 23 años de edad, que hace 4 años protagonizó un accidente de tránsito cuando conducía su motocicleta, con un amigo a bordo, en estado de ebriedad. Jonatan sufrió una seria lesión, pero afortunadamente salvó su vida.

Jonatan Guanuco compartió su historia con nosotros y con todos nuestros lectores.

“Tuve un accidente de tránsito a los 19 años, hoy tengo 23. Estaba en mi casa con un grupo de amigos tomando y se nos acabaron las bebidas alcohólicas. Saque mi moto y nos fuimos con un amigo, los dos en estado de ebriedad  y yo manejaba”.

“Cuando volvíamos por Eva Perón y Barcena, un vehículo que salió de esa calle me tocó apenas la rueda de atrás. Perdí el equilibrio y choque contra un taxi, de ahí no me acuerdo nada, solo que desperté en el hospital, y cuando me quise levantar no podía porque no sentía mis piernas”.

Explicó que “la medula se me cortó, la lesión fue en la columna dorsal, en las vértebras D3, D4, y D5, y es una lesión que te deja parapléjico”.

Mencionó que al despertar en el Hospital “fue muy feo porque me desperté luego de dos días, pero como si no me hubiese pasado nada, me toque la cabeza, no tenía nada y eso que iba sin casco, solo pensaba que me había lastimado la cabeza, pero no tenía nada, cuando me quise levantar no sentía mis piernas, no lo podía creer, no podía creer lo que me había pasado. Encima los médicos me dijeron que era muy difícil que vuelva a caminar por la lesión que tuve ya que se cortó mi médula”.

“La verdad estoy muy arrepentido por lo que me pasó, uno pierde la conciencia cuando está alcoholizado, no ve los riesgos que corre o lo que puede ocasionar”.

Agregó “me siento responsable por lo que pasó, porque a los dos nos pudieron pasar cosas peores, menos mal que a mi amigo no le paso nada, él saltó hacia atrás y se raspó la rodilla, sino me sentiría más responsable, si se hubiese quebrado una pierna o fallecía. Me siento responsable por sacar la moto en el estado en que estaba”.

“Hoy me doy cuenta que podría haber muerto”, sostuvo.

Además Jonatan Guanuco contó cómo comenzó su nueva vida y los desafíos que afrontó para salir a flote de esta trágica situación.

Guanuco expresó “el primer año me costó mucho, estuve  dos meses internado en el Hospital Pablo Soria, luego 6 meses haciendo rehabilitación en el Arroyabe y me costó mucho, fue como volver a nacer, porque cuando uno llega a esta situación y ve lo que pasó, y terminar en una  silla de ruedas, es volver a nacer porque te tienen que bañar, cambiar, muchas cosas, pero con la rehabilitación aprendí a independizarme”.

“Mi familia sufrió mucho esto, mi madre, mi padre, mi hermano sufrieron por verme así, por como quedé porque sabían que no me iba a poder recuperar, pero así como sufrieron me ayudaron a salir adelante”.

Jonatan mencionó “hoy tengo una nueva vida y es una vida normal. Pude conseguir trabajo en la Secretaria de Seguridad Vial y ahora mi experiencia sirve porque salgo. Dar charla a los colegios y escuelas, hacemos eventos de concientización y sensibilización para los chicos que andan en auto o en moto sin casco, en estado de ebriedad, a alta velocidad y no respetan las normas de tránsito ni un semáforo”.

Sostuvo que “cuando las personas o los chicos me preguntan qué me pasó les cuento del accidente de tránsito que tuve por andar en mi moto en estado de ebriedad, por la inconciencia que uno tiene al ser joven, por eso debemos concientizar a los jóvenes para que a ellos no les pase lo que me pasó a mí”.

“Hoy los chicos no respetan estas cosas, porque uno cuando es joven tiene mucha adrenalina, no respeta nada, y dicen, como supe decir yo: ‘a mí no me va a pasar’, pero llega el momento que el alcohol nos domina y en un segundo te pasan las cosas y uno no sabe que puede quedar con secuelas o morir en el accidente”.

Para finalizar, Jonatan Guanuco reflexionó diciendo “hoy soy consciente que podría haber muerto porque iba sin el casco, tuve suerte de no golpearme la cabeza, solo fue la espalda, porque si me golpeaba la cabeza tenía muchas posibilidades de morir”.