Malestar en el radicalismo por la ausencia de Haquim en la votación de leyes clave

Jujuy al día® – En la sesión de ayer en la Legislatura, el gobierno provincial consiguió los votos necesarios para aprobar la ampliación del presupuesto correspondiente al ejercicio 2016. Herramienta que se consideraba indispensable para encaminar la gestión provincial y cumplir acabadamente con los servicios elementales a cargo del Estado, tanto así como las obligaciones oportunamente asumidas, particularmente el aumento salarial otorgado a los trabajadores de la administración pública.

A la hora de tratar las postulaciones formuladas por el bloque del Frente Para la Victoria, el radicalismo acompañó la cobertura de cargos en la Defensoría del Pueblo, la Superintendencia de Servicios Públicos y la Oficina Anticorrupción, considerando que, por ley, dichos espacios deben ser ocupados por partidos de la oposición.

Muchos de los presentes en el recinto notaron e hicieron notar la ausencia del presidente de la Cámara, Carlos Haquim, al momento de la votación de la ampliación del presupuesto, cosa curiosa ya que este tiene un particular valor estratégico para el futuro del gobierno de coalición que comparte con Morales. Tampoco estuvo presidiendo la sesión durante el tratamiento de la designación de funcionarios en los cargos ya citados.

La extrañeza o particularidad que se expresa está motivada por el hecho de que el Vicegobernador estuvo en su despacho todo el tiempo. Claramente este se constituye en un silencio que dice, y a los gritos.

Aunque, como siempre pasa, los silencios cambian de dueños y se convierten en interpretaciones.

Finalizada la sesión y recogiendo declaraciones de distintos actores de la jornada legislativa se pudo saber que en las filas del radicalismo impera un gran malestar porque consideraron “egoísta” (así la calificaron) la postura de Carlos Haquim, ya que, sienten, que su ausencia muestra falta de visión y compromiso con los grandes temas provinciales.