El IVUJ fue “uno de los lugares emblemáticos de los gobiernos anteriores donde, con total discrecionalidad, se manejaban los fondos”

Jujuy al día® – Así lo manifestó en una entrevista exclusiva con nuestro medio Walter Morales, Presidente del Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy (IVUJ), quien comentó que recibió la institución con una total precariedad, con faltante de documentación, procesos, múltiples irregularidades, y que solo por el tema de las cooperativas, más de 2 mil familias jujeñas no lograron obtener una solución habitacional.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Walter Morales manifestó “la situación con la que recibimos el IVUJ en diciembre la podemos describir como muy precaria desde todo punto de vista, desde lo  administrativo, lo financiero. Desde que asumimos nos fijamos tres grandes ejes a desarrollar: trabajar desde el 10 de diciembre para atrás con lo que es auditoria, preparar datos con respecto a la gestión anterior para poder determinar el estado de situación del Instituto. También reordenar y reorganizar la institución y planificar y programar actividades para el futuro”.

“Respecto al primer área nos dimos con que en muchos aspectos lo que creímos fue superado por la realidad que encontramos, fundamentalmente con el trabajo  con las cooperativas. Hemos encontrado mucho desorden en todo el proceso con el que se realizaban las obras referidas a cooperativas. Tenemos informes de auditorías de la Auditoria General de la Nación, de auditorías de la Secretaria de Viviendas de Nación y está trabajando en eso el Tribunal de Cuentas de la Provincia”.

Agregó “desde el gobierno recibimos el apoyo del gobernador y hemos pedido formar un equipo de auditoria para trabajar en los distintos ámbitos del IVUJ con profesionales específicos y los informes recién están terminando. La situación es muy compleja que aún no podemos determinar algunas situaciones porque hay cosas y documentos que no están, que no existen, muchos procesos y sistemas que fueron borrados y no existen. También en ese sentido presentamos las denuncias que corresponden a la justicia, fundamentalmente por el tema de obras referidas a cooperativas”.

“Aún seguimos auditando obras que han sido pagadas y no han sido concluidas, sin ir más lejos la semana pasada estuvimos en San Francisco, Valle Grande,  y nos dimos con muchas obras que figuran realizadas y no están terminadas. Hemos ido haciendo las presentaciones a la Justicia por el procedimiento que se utilizaba en el IVUJ  para el pago de este tipo de obras y específicamente en el convenio que existía entre Nación, provincia y municipios, como es de público conocimiento. La primer denuncia es por los 1000 mejoramiento para la Túpac Amaru  que fueron pagados los últimos días de la gestión anterior y el primer desembolso fue de alrededor de 29 millones de pesos y esa fue la primer denuncia que hicimos, en base a eso fuimos abriendo el abanico de investigación”.

Comentó que “la otra denuncia que presentamos con respecto a los antiguos funcionarios del IVUJ fue por algunas obras directamente contratadas y asignadas por el IVUJ a algunas cooperativas pertenecientes a la Túpac”.

Morales afirmó “la verdad que es una situación muy compleja, por el procedimiento y sistemas que se seguían antes. Tenemos muchos expedientes donde figuraban solo el acta de inicio y final de obra, y la obra tiene la orden de pago, pero no tiene la ubicación geográfica de la obra, muchas no están realizadas y hemos centrado nuestra investigación en eso y sobre eso presentamos las denuncias pertinentes”.

Como consecuencias de estas graves irregularidades, JUJUY AL DÍA® consultó al titular del IVUJ cuántas familias aproximadamente se vieron perjudicadas y no pudieron acceder a una solución habitacional, a lo que señaló “la verdad que para hablar de números tenemos que agarrar distintos aspectos, por ejemplo el tema de viviendas construidas por cooperativas ascienden a más de 1800 en toda la provincia que se pagaron y no se hicieron o no se terminaron, hay muchas viviendas hechas por cooperativas que están sin terminar y los fondos ya han sido enviados por Nación y han sido entregados a las cooperativas pero las obras no se han terminado. La tarea del Estado provincial es volver a gestionar fondos para terminarlas”.

“Hay muchas etapas de viviendas que han sido pagadas y no se hizo nada, más de 2 mil, viviendas, más de 2 mil familias que se quedaron sin soluciones habitacionales”.

Agregó “Respecto al mejoramiento podemos hablar de mil mejoramientos pagados y no ejecutados, es lo que el Gobernador ha tratado de salvar, los mil mejoramientos que tenía la Túpac en la gestión anterior, y poner los fondos para que esos mejoramientos no se pierdan, pero no solo está el mejoramiento también están los obreros y las cooperativa que de buena fe querían realizar las obras”.

“Todo era un proceso muy confuso porque no se especificaban los lugares de las obras, las cooperativas ponían a los beneficiarios a su merced cuando en el IVUJ tenemos requisitos y ha pasado con este proceso y sistema que hay muchos jujeños picaros que tienen hasta dos o tres viviendas o en el interior vimos que hay personas que tienen hasta dos o tres mejoramientos en su vivienda cuando hay familias que no tienen nada, ni un techo”.

Por eso “el gobierno de la provincia está trabajando en términos igualitarios, a todos por igual, estamos hablando con todas las cooperativas, incluso las de la Túpac, porque la gran mayoría de la cooperativas han trabajado de buena fe y el problema que planteamos siempre fue con la conducción”.

También el presidente del IVUJ expresó que “los procesos del IVUJ están muy lentos, y con respecto al tema de obras por empresas, el programa de vivienda Techos Dignos, que son las que realizan las empresas, tenemos situaciones y procesos que ha utilizado la gestión anterior, decisiones políticas que no compartimos, porque entendemos que el IVUJ fue creado con otro fin, con otra impronta”.

“Por ejemplo es sabido en la provincia una de las grandes falencias son los lotes y tierras, y el Estado está recuperando tierras y el IVUJ hace lo mismo, porque la excusa de la gestión anterior fue firmar convenios con instituciones intermedias que daban las tierras y el IVUJ le construía las viviendas, ya sean colegios, asociaciones, gremios, y esto generaba problemas para acceder a una vivienda porque en el IVUJ deben cumplir requisitos que están estipulados por ley y que se cumplen en todo el país, pero acá se daba que el gremio o la institución parcelaba el terreno y se lo vendía a los afiliados y ellos pagaban, luego hacían la sesión al IVUJ y este construía pero cuando se iba a otorgar una vivienda está ya estaba otorgada por el gremio y no por el gobierno ni el IVUJ”.

Agregó “y cuando se cruzaban datos para cumplir con los requisitos del IVUJ se dieron casos donde el titular del terreno no los cumplía y había que cambiar el beneficiario de la vivienda. Eso generó este tipo de procedimientos con todo lo que trae aparejado la regulación dominial de todos los terrenos”.

Consultado sobre si, con todo lo sucedido, la institución resultó ser una especia de caja para el gobierno anterior y la organización social, Morales afirmó que el IVUJ “fue uno de los lugares emblemáticos de un sistema implementado por los gobiernos anteriores, nacional y provincial, donde con total  discrecionalidad se manejaban fondos y se asignaban fondos y beneficios. No había una política equitativa. La década ganada era un sistema político que no compartimos, donde había una demagogia y se ponía al Estado al servicio de la política”.

Por ello “estamos trabajando en un programa para refundar el IVUJ y que vuelva a ser lo que fue, pero lo vamos a basar en el personal que tenemos y en su capacidad”.