El Ministro de Seguridad de Jujuy aseguró que recibió un sistema carcelario provincial colapsado

Jujuy al día® – En una  entrevista con nuestro medio, el Ministro de Seguridad de Jujuy, Ekel Meyer, se refirió a la situación del sistema carcelario jujeño, el cual aseguró que está “colapsado”, y como consecuencia directa de esto las celdas de las distintas comisarías también están colapsadas, quitando no solo espacio sino también efectivos policiales que deberían cumplir su función. También mencionó el elevado costo que tiene mantener a un interno en un penal jujeño, costo que debe afrontar el Estado provincial.

Además se refirió a los trabajos que realizan desde el Estado para volver a cumplir con el objetivo de la reinserción social de los internos que cumplen sus condenas, algo que durante la anterior gestión no se cumplió.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, el Ministro Ekel Meyer manifestó “la situación no ha cambiado, este supuesto colapso y la geografía carcelaria está colapsada, en las cárceles no hay lugar. Debo decir y reconocer que en la última parte de la gestión anterior se han podido construir nuevos pabellones que hoy los está terminando esta gestión. El gobernador por un pedido del Ministerio y entendiendo este colapso carcelario, ha decidido llevar adelante las inversiones que faltan para que esta obra se termine, y los contratistas están terminando la obra que será entregada en los próximos 60 días”.

Comentó que “esto nos va a permitir tener alrededor de 420 y 440 nuevos presos dentro de esos pabellones lo que también será muy importante porque no solo tenemos colapsadas las cárceles sino que están colapsadas las comisarias porque tenemos casi 200 a 300 presos, según el día, lo que además hace que los policías hagan de personal del  Servicio Penitenciario, y no es su función, no corresponde, ya que los policías deben estar trabajando en la calle pero hoy deben disponerse al cuidado de estos presos”.

“La culminación de la obra significará poder tener estos nuevo pabellones para transferir internos a ese lugar y descomprimir el tema de las comisarías y algunas de las cárceles que están colmadas”.

Acerca del personal del Servicio Penitenciario jujeño, Meyer señaló “hemos incorporado más gente en el Instituto Superior de Seguridad Pública para el Servicio Penitenciario porque se vino diezmando el personal de esta institución. Ahora podremos contar con más gente porque tenemos una franja de personal faltante muy grande en el Servicio Penitenciario”.

El diario JUJUY AL DÍA®, consultó al titular de la cartera de Seguridad sobre porqué están colapsadas las cárceles jujeñas.

Meyer sostuvo “hay varios motivos fundamentales, uno es porque hay un crecimiento en el tipo de delito, en la delincuencia, porque además ha crecido la población, y aquí viene lo más grave, lo que ha faltado  en todo el país son obras, necesitamos tener cárceles para la cantidad  de personas que tenemos, necesitaríamos el traslado de la cárcel de Gorriti que no tiene ningún sentido  que se encuentre dónde está”.

“Le planteamos al señor gobernador ver si podemos llevar adelante la construcción de una cárcel provincial, ya que a su vez el gobernador gestionó la instalación de la cárcel Federal de Yuto, creemos que ya es un hecho, lo que significará trabajo para la gente en ese lugar y alrededor de 800 puestos de trabajo directos e indirectos”.

Agregó que “el Servicio Penitenciario provincial necesita la construcción de una cárcel nueva que suplante la de Gorriti en otro lugar, que además sea adecuada para albergar muchos más detenidos y darles garantías y un lugar para que puedan reencausarse, y salir e integrarse en la sociedad”.

Sobre esto, nuestro medio consultó al Ministro Meyer si hoy las cárceles jujeñas cumplen con el objetivo de trabajar por la reinserción social de los internos que logran recuperar su libertad, y como se trabaja para ir contra lo que opina la gente, que toma a la cárcel como una “escuela de delincuentes”.

Sostuvo que “estamos trabajando y tratando que la cárcel sea un lugar donde una persona pueda reeducarse y cumplir con el objetivo constitucional. Para ello queremos recuperar los talleres, estamos viendo cómo recuperar los hornos y así la panadería, trabajando para recuperar los talleres de carpintería, recuerdo años atrás los muebles saliendo de la carpintería que había en la cárcel, todo el barrio compraba, y queremos recuperar eso”.

“El encargado de la cárcel nos pidió que hagamos pabellones para la educación y capacitación de los internos y estamos tramitando con Nación esto para darles mejores tareas y trabajo, como también estamos en la gestión de las pulseras de detención domiciliarias para poder liberar y darle salida, conforme a lo que los jueces autoricen”.

“Es importante recuperar todo esto para que los presos aprendan un oficio, puedan ocupar su tiempo con horas de trabajo y reinsertase en la sociedad”.

Añadió “hay que trabajar mucho en eso, otorgarles los caminos y ámbitos propicios, trabajar con los profesionales para que los puedan tratar, darles un oficio para que el preso se sienta útil y que cuando salga pueda afrontar a la sociedad y trabajar, para que la cárcel no sea una escuela de delincuencia”.

“Inclusive consideramos ir más allá y ver la manera de poder brindarles la oportunidad que los internos tengan un trabajo cuando recuperen su libertad  y así pueda ayudar a su familia y no tenga que volver al camino de la delincuencia”.

Respecto al costo que le significa al Estado jujeño mantener a un interno en una unidad Carcelaria, Meyer comentó “no tengo exactamente los costos carcelarios pero son enormes por la ineficiencia que hubo del Estado en algunas situación, porque las estructuras no son las correspondientes y cuesta más. Hoy no tenemos transporte, en la licitación lo planteamos porque son viejísimos los vehículos que tenemos. Los costos que tenemos son altos”.

Para finalizar, el diario JUJUY AL DÍA® consultó al Ministro de Seguridad, sobre los hechos ocurridos dentro del penal, donde se han encontrado y secuestrado teléfonos celulares usados para cometer delitos, como también estupefacientes.

Ekel Meyer respondió “ha habido muchos problemas, hemos detectado e inclusive detenido dos o tres personas por el tema virtual y tenemos más de 300 teléfonos celulares secuestrados que están a disposición de la justicia. Estamos trabajando con la parte que falta colocar cámaras en la Unidad Penal 1 porque había un sector donde denunciaban que por ahí ingresaban teléfonos y estupefaciente”.

“Hemos mejorado mucho, se ha puesto énfasis en la seguridad interna, estamos trabajando, controlando todo”.