Gerardo Morales explicó a productores tabacaleros los alcances del proyecto de declaración de emergencia para el sector Anunció audiencias públicas y asambleas abiertas para debatir la iniciativa

Jujuy al día® – El gobernador Gerardo Morales, garantizó que el proyecto de declaración de emergencia “no es un golpe institucional a la Cámara del Tabaco” y reseñó que, en su carácter de legislador, durante años se abocó a la defensa de la producción, reclamando ante la Nación, como lo hace ahora, la remisión del FET.

“Somos parte de la misma lucha durante mucho tiempo por el Fondo Especial del Tabaco (FET)”, reflexionó y estimó que quienes dicen que el gobierno quiere apoderarse de esos recursos “lo hacen de mala fe”.

En estos términos se expresó durante la reunión informativa de productores tabacaleros realizada hoy en Perico, de la que participaron autoridades de la Cámara del Tabaco y la Cooperativa de Tabacaleros.

En este escenario, expuso que la primera medida prevista es la realización de audiencias públicas y asambleas para incentivar el debate y recalcó que recomendó a los legisladores habilitar espacios de participación.

“Los que somos parte del Gobierno de la Provincia sostenemos un profundo compromiso con la producción, en particular con la actividad tabacalera”, afirmó y señaló que “optamos por no mirar al costado, no nos desentendemos de la situación compleja en que está inmerso el sector tabacalero”.

Morales recordó que es coautor de la ley que le asigna la administración del FET al sector, de modo que siempre compartió la visión de que sean los propios productores los que manejen estos recursos. “Sin embargo, desde el gobierno contemplamos algunos aspectos que necesariamente debemos discutir, por ejemplo poner este año 75 millones de pesos para pagar intereses de deuda, situación que molesta”, indicó y expresó que su deseo es, en todo caso, “darle ese monto a los productores”.

Cabe consignar que el Gobernador estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles; el secretario de Comunicación y Gobierno Abierto, Raúl García Goyena; la senadora nacional Silvia Giacoppo y los diputados provinciales Néstor Sanabia, Alberto Bernis, Guido Luna y Olver Legal.

Al analizar el origen de la crisis, dijo que se detectaron situaciones que no debieron ocurrir y puntualizó que “así como hay productores que se dedican exclusivamente a lo suyo para mantener sus familias, también están los otros que se aprovechan”.

Comentó que dialogó con muchos productores y llegó a escuchar que algunos plantean la idea de dejar que quiebre la Cooperativa de Tabacaleros. “El día que ello suceda, será el final de muchos productores”, advirtió y consideró que “se instalará una situación de crisis que arrastrará el ideal cooperativista que dio vida y fortaleció a este sector y, en consecuencia, será el final de la producción”.

Señaló que, más allá de las denuncias penales sobre anteriores gestiones de la Cooperativa y la firma Monterrico S.A. y de la obligación de pagar intereses en dólares, desde que se hizo cargo del gobierno Morales propuso “buscar mecanismos para superar esta situación adversa, porque no es conveniente destinar tantos recursos al pago de intereses”, de allí su decisión de entablar conversaciones con los productores y sus representantes.

Desde la convicción de que el futuro del sector está atado al de la Cooperativa, subrayó que en la búsqueda de alternativas se fijó como objetivo el saneamiento de esta institución.

Explicó que en organismos e instituciones de crédito no hay margen para la Cooperativa, por lo tanto lo mejor es ahorrar recursos y crear un fondo de desarrollo para la producción. “Bajo ningún punto de vista queremos hacer caja”, agregó y rechazó terminantemente “cualquier tipo de insinuación” en este sentido.

Prosiguió precisando que para el otorgamiento de un crédito, el Banco Nación requiere garantía de coparticipación. “Tal vez en el marco de la emergencia se pueda pedir la suspensión de esa garantía, de modo que no involucremos los recursos que son de todos los jujeños”, puntualizó y propuso un sistema de estricto control tripartito entre Gobierno, Cámara y Cooperativa.

El Mandatario, hizo especial mención del sinceramiento de la política cambiaria y la eliminación de las retenciones, resultantes de la decisión del Gobierno de la Nación, que reflejan que “están dadas las condiciones para que hagamos juntos y avancemos en la solución de cuestiones estructurales”.

“En estos días escucho a algunos que hablan de movilizar e implementar cortes, pero a esos mismos los vi con menos empeño cuando otros gobiernos no se metían en estos problemas, argumentando que eran propios del sector y optaban por mirar al costado”, comentó.

En otro orden, invitó a los actores del rubro tabacalero a ser activos partícipes de las asambleas y audiencias públicas por venir. “Hay que discutir, pero al mismo tiempo parar con la política”, finalizó.

Tras su ponencia, el titular del Ejecutivo se retiró del recinto para permitir que los productores continuaran con sus deliberaciones. A su paso, también dejó el lugar la mayoría de los presentes, satisfechos con las explicaciones recibidas “de primera agua”, como dijo Morales.