En Legislatura garantizan un debate público para analizar la emergencia del sector tabacalero

Jujuy al día® – Ante el envío del Poder Ejecutivo del proyecto de ley declarando la Emergencia del sector Tabacalero, el presidente del Bloque de diputados radicales Alberto Bernis garantizó la convocatoria a un debate público a todos los sectores involucrados. La iniciativa tomó estado parlamentario en la segunda sesión ordinaria de la Legislatura y fue girado a las comisiones de Economía, Finanzas y Legislación General.

Ante la crisis que enfrenta el sector tabacalero, el gobernador Gerardo Morales envió a la Legislatura Provincial un proyecto de ley declarando la Emergencia del sector tabacalero, la iniciativa deroga la ley 5056, lo que permite al Poder Ejecutivo reasumir las facultades de administración y disposición de los recursos del Fondo Especial del Tabaco que son transferidos a la provincia y que fueran delegadas a la Cámara del tabaco de Jujuy.

En la iniciativa también se declara la emergencia del sector tabacalero en la provincia a los fines de un “inmediato reordenamiento administrativo y financiero del sector”, respecto del cual, según indica el proyecto, el Ejecutivo “no puede mantenerse ni ausente, ni indiferente ante el riesgo previsible de quebranto general del sector y sus instituciones, con la carga social que ello podría significar y el perjuicio particularmente que tendría que soportar miles de personas que trabajan en la actividad productiva primaria, los productores, sus instituciones y el propio gobierno provincial”.

Al respecto el diputado Bernis durante la sesión anuncio que se convocará a un Plenario de Comisiones a fin de que todos los sectores involucrados aporten ideas a la iniciativa del Ejecutivo y poder así reactivar la actividad.

El legislador consideró que para el Gobierno es prioritario reincorporar al mercado laboral a los trabajadores que quedaron desocupados, recuperando las miles de hectáreas de tabaco que se perdieron en los últimos años, es por ello que ponderó el plan para recuperar las 4000 hectáreas que se dejaron de plantar, mediante la asistencia económica a través de créditos a pequeños productores y un plan de tecnificación.