Alejandro Snopek: “el Estado debe disponer de los bienes de procedencia ilícita para llevar adelante mejoras para todos los ciudadanos”

Jujuy al día® – El diputado nacional por Jujuy, integrante del bloque del Frente Renovador, Alejandro Snopek, resaltó la necesidad de que se avance en la sanción de leyes anticorrupción que permitan, entre otras cosas, confiscar los bienes de aquellas personas que se encuentran condenadas por participar de actividades ilícitas. “Una ley de extinción de dominio, como la que proponemos desde el massismo, permitirá que el Estado disponga de los bienes de procedencia ilícita para llevar adelante mejoras para todos los ciudadanos”, señaló, al respecto, el ingeniero.

Acerca del proyecto de ley impulsado por el bloque renovador, el referente de Primero Jujuy (Cambia Jujuy) precisó que, si bien la confiscación de bienes ya se encuentra autorizada cuando se trata de recursos provenientes del narcotráfico o trata de personas, no sucede lo mismo para con los delitos de corrupción. “Es por esto que desde el Frente Renovador estamos impulsando una ley de extinción de dominio para que la Justicia disponga de una herramienta jurídica que la habilite a afectar patrimonialmente a aquellas personas que han sido sentenciadas judicialmente por hechos de corrupción”, agregó.

Más adelante, el legislador massista dijo que la implementación de la norma propuesta implicaría una reforma del artículo 1907 bis del Código Civil, de modo tal de que en el caso de los bienes utilizados o provenientes de delitos de corrupción el derecho de propiedad se extinga de una manera absoluta mediante sentencia judicial en favor del Estado, sin contraprestación ni compensación de ninguna especie para el propietario.

Para finalizar, Alejandro Snopek expresó que está iniciativa y otras más que estamos impulsando desde el Frente Renovador (imprescriptibilidad de los delitos de corrupción de funcionarios y empleados públicos, el aumento de penas para evitar la excarcelación, la ley del arrepentido, entra otras) apuntan a dar respuesta al requerimiento de la sociedad de que la corrupción sea frenada y de que los que la protagonizaron respondan por lo que hicieron.