Enfoque: evocar a Alfonsín es trabajar por los derechos, la ciudadanía, las libertades y el respeto

Sr. Director: El 31 de marzo de cada año, constituye para la Unión Cívica Radical y para todo el pueblo argentino, una fecha emblemática de la democracia.

Raúl Alfonsín, fue un hombre íntegro que encarnó los valores y principios de nuestro centenario partido, pero fundamentalmente encarnó la democracia. Su lucha por recuperar derechos y libertades fue tesonera e incansable.

Desde el primer día de su asunción como presidente trabajó incansablemente para que en cada rincón de nuestro país se respirara el aire de la libertad  y de la dignidad.

Tuvo el valor de hablar cuando todavía hablar engendraba riesgos, tuvo el valor de luchar por los derechos humanos cuando todavía quedaban vestigios de un pensamiento autoritario que no admitía miradas diferentes y cuando todavía había quienes seguían consintiendo con su silencio culpable las violaciones a esos derechos humanos.

Fue quien mucho antes que la legendaria frase del Nunca Más echara raíces en los corazones argentinos, ya la tenía grabada en su mente y su alma como un objetivo esencial de su compromiso político.

Su testimonio trascendió su vida y se instaló como otro de los grandes hombres y mujeres del radicalismo que a través de un liderazgo ejemplar devolvió la democracia y la vigencia de los derechos humanos al pueblo argentino.

A siete años de su partida, es bueno recordarlo y rendirle homenaje con nuestro compromiso de trabajar por la permanente consolidación y fortalecimiento de la democracia que se expresa en derechos, en ciudadanía, en libertades y en respeto.

Mario Fiad

Presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical