Diputadas por Jujuy privilegiaron el interés de la provincia en el debate por la salida del default

Jujuy al día® – Tras casi 20 horas de debate y con el acompañamiento del Frente Renovador, de la bancada justicialista y del socialismo, Cambiemos logró 165 votos en la Cámara Baja del Congreso de la Nación para dar media sanción al proyecto de ley de normalización de la deuda pública.

En este contexto, la diputada Alejandra Martínez consideró que la Cámara procedió de cara a la posibilidad de posicionar al país en un escenario internacional favorable.

Amplió sus conceptos, indicando que esta decisión institucional y política permitirá “el acceso a operatorias de crédito”, a las que calificó de “imprescindibles para la ejecución de obras de infraestructura y la implementación de políticas sociales” de particular interés para Jujuy.

En la misma línea argumental se pronunció su par Gabriela Albornoz, quien además advirtió que el debate “no se centra en patria o buitre”, sino que hace foco “en la realidad de un país que necesita volver a ganar en confiabilidad” ante los ojos y la consideración del mundo.

Precisó que el proyecto con media sanción de Diputados procura “recuperar la confianza en el país” y al mismo tiempo le abre las puertas a instancias de “negociación transparente” con los acreedores, como así también “generar crédito público para poder resolver problemas”, muchos de ellos íntimamente vinculados al presente y futuro de las provincias.

En tanto, la diputada Gabriela Burgos recordó que la derogación de la ley cerrojo y de pago soberano configura una prioridad en la agenda parlamentaria del interbloque Cambiemos, acordada para el presente mes, a los efectos de habilitar un acuerdo con los holdouts.

En cuanto a la importancia de este tema para las administraciones provinciales, dijo que los gobernadores aguardan una solución a la conflictiva relación con los tenedores de deuda, de frente a la necesidad de acceder a financiamiento externo que dé luz verde a la instrumentación de políticas públicas activas, como así también la realización de obras estratégicas y de alto valor social.

Para Burgos, esta imperiosa necesidad del país exigía discusión y consenso de acuerdo a las urgencias de las provincias, postergando mezquindades oportunistas que llevaron a los argentinos a padecer desencuentros y confrontaciones estériles.