Ingenieros de Jujuy: el anuncio de Macri sobre importar 4 mil ingenieros “nos causa mucha preocupación”

Jujuy al día® – Luego que el Presidente Mauricio Macri anunciara, tras visitar al Papa Francisco, que ante el déficit de ingenieros que existe en nuestro país, importaría alrededor de 4 mil ingenieros de Italia, nuestro medio dialogó con el presidente del Colegio de Ingenieros de Jujuy, Marcelo Helou, quien expresó la preocupación de la institución porque consideró que “importar ingenieros para paliar el déficit es insuficiente y preocupante”.

En declaraciones al diario JUJUY AL DIA®, Marcelo Helou expresó “en lo personal, me causó mucho malestar porque hay déficit, es verdad, pero que un ingeniero, como lo es el presidente Macri, diga que necesita ingenieros de afuera para cubrir puestos locales, duele”.

“Como presidente del Colegio realmente nos causa preocupación que el anuncio haya sido solamente respecto a la importación de 4 mil ingenieros”.

Agregó “desde el Colegio sostenemos que había una excelente iniciativa del gobierno anterior que era el plan de formación de ingenieros donde se pretendía casi duplicar la cantidad de egresados de ingeniera para el 2016, ese plan, si bien no tenemos datos, no ha tenido resultado si es que tenemos que importar ingenieros, ya que a prima facie no registramos un aumento ostensible de la matrícula en relación a lo que podrían haber sido los resultados de este plan, por lo tanto creemos que ese plan no ha tenido los resultados esperados”.

Helou expresó “ahora que en el marco de ese déficit de ingenieros hagan ese anuncio tan sencillo como que se necesitan importar ingenieros para paliar el déficit es insuficiente y preocupante porque tenemos acá aún ingenieros en calidad de subocupados y precarizados que están trabajando y aún no acceden a condiciones dignas de trabajo del ejercicio profesional”.

“Sería importante no solo ocuparse de los nuevos ingenieros sino también cuidar a los que existen, incluso a los estudiantes de ingeniería quienes se desalientan cuando ven una medida de este tipo porque están próximos a recibirse, y que se diga que solo se importará ingenieros para cubrir ese déficit”.

Recalcó “nos genera preocupación el anuncio y nos gustaría, quisiéramos que paralelamente se hagan anuncios de otro tipo como por ejemplo como se va a paliar ese déficit, cómo vamos a revertir ese terrible proceso de degradación de la ingeniería argentina en cuanto a vaciamiento de la capacidad intelectual ingenieril, de científicos, de ingenieros, que hemos sufrido durante mucho tiempo y que se han querido revertir pero no tuvo éxito, porque se han implementado política pero no tuvieron el éxito esperado”.

“En ese contexto estimo que será muy bueno que a la par de la importación, que va a ser algo anecdótico y eventual, con políticas sostenidas, quizás en ese momento, podremos decir que estos 4 mil ingenieros vendrán a capacitar a otros 15 mil ingenieros y de ese modo vamos a ganar conocimiento y especialización, lo cual significa ingenieros más capacitados y desarrollados”.

El diario JUJUY AL DÍA® consultó al titular del Colegio de Ingenieros de Jujuy sobre cómo se debe solucionar este importante déficit de ingenieros en nuestro país y nuestra provincia, Marcelo Helou sostuvo que “insisto, con políticas de Estado, y estas no son partidarias, deben ser sostenidas en el tiempo y tiene que ser una política clara, porque el ingeniero no nace en el primer año de ingeniería, hay que tener una vocación por la carrera ingenieril, se debe formar desde chico con ferias de ciencias, de matemáticas, talleres prácticos para incentivarlos en el estudio de las ciencias y desde esa estimulación temprana por la curiosidad y por las ciencias duras, llegan convencidos que quieren estudiar algo relacionado con eso y los que no quieren estudiaran otra cosa”.

“En ese contexto cuando un chico está decidido a estudiar ingeniería llega al siguiente paso que es la universidad y que en los primero años la exigencia académica sea adecuada para poder formar un ingeniero como corresponde pero debe haber un acompañamiento importante para que no haya deserción o que se minimice en los primero años”.

Además agregó “en los últimos años de la carrera, donde empieza a ser cada vez más exigente, hay que dedicarle mucho tiempo, se necesita un acompañamiento permanente pero no solo de la familia, que es la que banca a los futuros ingenieros, sino del Estado porque hay familias que muchas veces no pueden mantener a los chicos estudiando en la Universidad. Debe aparecer un sistema de becas, de sponsorizacion, un sistema de pasantías para que los estudiantes del último año puedan obtener algo de dinero para poder financiar el final de su carrera”.

“De este modo se completa, el Estado invierte en un ingeniero y se termina la carrera con un ingeniero recibido y no asistimos al desguase actual de muchos chicos que están en el último año de ingeniería y se terminan yendo a trabajar porque no pueden sostener el ritmo de los últimos años de la carrera”.

Para finalizar, el titular del Colegio de Ingenieros de Jujuy definió y caracterizó al ingeniero jujeño y argentino, y porque a pesar del déficit que existe son muy buscados.

Marcelo Helou manifestó “como ingenieros tenemos los conocimientos adecuados para trabajar a la par de cualquier otro ingeniero. Trabajamos fuertemente desde los colegios profesionales para tener una agenda de capacitación de acuerdo a las últimas tecnologías y requerimientos”.

Los ingenieros de cualquier lugar de Argentina tienen algo que no tiene ningún ingeniero del mundo, que es el ingenio y su capacidad de adaptación, sabemos trabajar con lo que tenemos y muchas veces nuestros recursos son escasos y tenemos que darnos maña para trabajar con lo que tenemos a diferencia de los otros países que tienen para cada cosa una solución, nosotros tenemos que agudizar el ingenio y tener una altísima capacidad de adaptación”.

Eso lo hace al ingeniero argentino valiosísimos porque va muchos más allá del conocimiento científico y teórico, es un conocimiento practico que realmente es muy importante a la hora del ejercicio profesional y que vale fortuna donde se lo lleve a trabajar”.