Se abordó el rol del Estado en el cambio climático y sus consecuencias Jornada debate

Jujuy al día® – La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, encabezó junto al Diputado Nacional Juan Carlos Villalonga, una jornada de debate denominada “Diálogo sobre cambio climático. Desafíos y oportunidades” que se llevó a cabo en instalaciones del Centro Cultural Héctor Tizón con amplia participación de entidades vinculadas a la defensa del medio ambiente. La funcionaria provincial destacó que el Estado tiene la responsabilidad de desarrollar planes de adaptación al cambio climático.

La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, al respecto señaló: “estamos con la presencia del Diputado Nacional Juan Carlos Villalonga, un referente del movimiento ambiental de la Argentina, ex dirigente de Greenpeace, una persona que ha liderado Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires y que actualmente es Diputado Nacional. Fue quien ha liderado la comitiva argentina en la Cumbre de Paris que se concretó en diciembre que abordó la cuestión del cambio climático”.

La funcionaria provincial indicó que “uno de los temas de la agenda ambiental del ministerio tiene que ver con abordar la problemática del calentamiento global ya que tenemos efectos concretos de este fenómeno. En la provincia de Jujuy estamos sufriendo las consecuencias de los cambios que se han producido durante todos estos años por efectos del gas efecto invernadero”.

En tal sentido enumeró qué se produjo a raíz de estos cambios en el clima: “se produjeron sequías e  inundaciones, así que entendemos que tenemos la responsabilidad de desarrollar planes de adaptación al cambio climático y al mismo tiempo ir generando medidas que mitiguen los efectos del los gases efecto invernadero”.

La Ministra Zigarán resaltó la trayectoria del disertante: “Juan Carlos Villalonga es un experto en cambio climático, y por eso lo hemos convocado, para que nos ayude a mejorar la agenda que tenemos en ese sentido. A precisar la política pública que vamos a desarrollar desde el Ministerio de Ambiente, desde esta nueva institucionalidad, con la decisión que tiene este nuevo gobierno de poner la agenda ambiental en lo más alto de la agenda de Estado”.

La titular de la cartera de Ambiente recalcó que “este nuevo gobierno tiene la decisión de construirse como un gobierno abierto, es decir, un gobierno en diálogo permanente con la sociedad civil, un gobierno que no solo dialoga y no solo genera procesos participativos, sino que además construye su política pública junto a otros actores de la sociedad civil”.

Asimismo Zigarán puso de relieve que “desde el Ministerio de Ambiente hemos generado una institucionalidad destinada a favorecer este diálogo con la sociedad. Tenemos una variedad de herramientas de gestión para la política ambiental que tiene como uno de sus objetivos justamente facilitar esa articulación con la sociedad civil y los diversos actores que forman parte de ella para coconstruir una política pública ambiental que además nos ayude a fortalecer el compromiso que hay en la sociedad civil con la causa ambiental; y a desarrollar los cambios culturales que necesitamos para mejorar nuestra política”.

Y agregó en ese sentido que “sin ese cambio cultural, sin ese reconocimiento de la necesidad de adoptar medidas urgentes para mitigar los daños ambientales no vamos a poder ser eficaces en la política pública, así que con ese convencimiento es que generamos herramientas como estos espacios de diálogo que vamos a tener con la sociedad civil”.

Por último la Ministra Zigarán comentó que  “estamos con el Consejo Provincial de Medio Ambiente, vamos a convocar pronto también al Consejo Juvenil de Medio Ambiente, con el convencimiento de que la juventud tiene un enorme potencial en este cambio cultural, que tienen que ser protagonistas activos de todos estos procesos que requieren la revalorización de la agenda ambiental en Jujuy”.

Por su parte el Diputado Nacional por el interbloque Cambiemos, Juan Carlos Villalonga, hizo hincapié en que “el cambio climático en la Argentina se está expresando de manera cada vez más evidente por varias razones. Una de ellas, la más tradicional porque desde un principio se conoció, y que tiene que ver con la retracción que están teniendo todos los glaciares en la Argentina, particularmente los glaciares de alta montaña”.

A lo señalado agregó que “otra evidencia fuerte es el brutal cambio que tuvo el régimen de precipitaciones en la zona centro y Litoral del país, donde la frecuencia de aparición de tormentas con mucha descarga de agua y acompañada de fuertes vientos es cada vez mayor, y hoy eso tiene una presencia mucho más frecuente”.

Villalonga advirtió que “se nota también el incremento de la precipitación leve pero a la vez un aumento en la tendencia anual de precipitaciones. Los índices de mayor humedad en el ambiente, con mayores niveles de temperatura que a veces implican mayores niveles de temperatura en los mínimos, hace que muchos vectores de enfermedades como son los mosquitos tengan mayor área de densidad, como por ejemplo el dengue, que es una enfermedad que uno la asocia a áreas tropicales y hoy va teniendo una incidencia en zonas típicas templadas. Estos son ejemplos de cómo el cambio climático empieza a incidir en ecosistemas, en situaciones que lleven a la población a un riesgo sanitario”.

Respecto al rol que deben cumplir los gobiernos ante este escenario explicó que “las políticas de los gobiernos pasan por dos niveles, el primero y fundamental la política de mitigación de gases efecto invernadero, que es la reducción de las emisiones que tenemos que realizar para que esto no avance durante este siglo a niveles que sean catastróficos”.

Y finalmente el segundo nivel que se refleja en la necesidad de que “hay que empezar a tener políticas de adaptación. Tenemos que revisar muchas de las obras de infraestructura, muchos de los planes de urbanización, porque están pensados para un régimen de ríos y precipitaciones  que fueron una realidad en el siglo pasado, con lo cual hay que repensar y rediseñar como por ejemplo pasó en la Ciudad de Buenos Aires que tuvo que repensar el sistema de desagües pluviales, que debieron adaptarse a estos regimenes de grandes lluvias que implican grandes caudales en muy poco tiempo”.