Rizzotti explicó cuál es la estrategia de la obra pública para el desarrollo de Jujuy Planes, proyectos y criterios

Jujuy al día® – Jorge Rizzotti, Ministro de Infraestructura, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda, valoró y dio detalles del porqué de decisiones referidas a obra pública que se toman desde el nuevo gobierno. En ese sentido, Rizzotti indicó que “el ánimo es administrar estratégicamente los escasos recursos de la provincia para definir inversiones que prioricen el desarrollo de Jujuy, superando el modelo de obra pública boba que se llevó adelante en gestiones anteriores, y que se basaba sobre todo en beneficios a empresas privadas de construcción”.

El ministro expresó que “con eje en la obra pública con finalidades de desarrollo, hemos definido prioridades: consideramos mucha más necesaria que, por ejemplo, una inversión multimillonaria en un acceso a una ciudad central, mejorar las condiciones de las zonas productivas y del turismo en todo el territorio provincial”. “Por eso, avanzaremos en mejorar las rutas que conectan a pueblos como Ocloyas con la posibilidad de ser más visitadas, y mejorar al mismo tiempo la calidad de vida (en cuanto a educación, salud, trabajo, etc.) de los ciudadanos de esa zona, o el tramo que une Reyes con Yala, para fortalecer las potencialidades de esa región muy valorada por el turismo mundial; lo mismo con la ruta 34, una ruta productiva, que hasta ahora se conoce como ‘la ruta de la muerte’, ya que sus actuales condiciones generan inseguridad para quienes hacen uso de ella, cuando debiera ser una ruta que potencie la vida de jujeños y jujeñas con más trabajo y posibilidades”, agregó Rizzotti. Asimismo, el ministro detalló acerca de la obra de optimización  de la ruta 34, de la  que, en camino hacia fortalecerla como ruta productiva, y tal como lo anunciaran el presidente Macri y el gobernador Morales, “se inicia este año la primera etapa, que conectará con autopista de cuatro carriles San Salvador de Jujuy, San Pedro y Salta, a lo que se sumarán condiciones similares para la autopista 66 y la 66ª, que unen el aeropuerto con Los Lapachos y con El Cuarteadero”.

El titular de la cartera de Infraestructura, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda también argumentó acerca de la decisión de brindar un nuevo destino al predio de Alto Padilla que estaba previsto para la función de ciudad cívica, concentrando los ministerios y la unidad de gobierno: “los ministerios tendrán nuevas sedes, en edificios que la provincia construya para evitar el irracional gasto en alquileres que se sostuvo desde hace años, pero éstos responderán a criterios de desconcentración y descentralización, que, como se prueba en ciudades que planifican inteligentemente su urbanismo, aportan a una mejor transitabilidad, evitando congestionamientos, y también permiten que las áreas del Estado estén distribuidas con criterios más equitativos en los territorios”.

“Teniendo en cuenta que la ciudad capital tiene limitados sus espacios por su distribución en la geografía que la rodea, advertimos que el predio de Alto Padilla es un punto nodal que puede dotar a San Salvador de un atractivo turístico, permitir que el turismo que llega desde países vecinos o va hacia el norte provincial pueda parar a pasar unos días en la ciudad al contar con, por ejemplo, un centro de convenciones y eventos artísticos y culturales, un museo audiovisual, una plaza de conciencia ambiental, o un espacio ordenado para el desarrollo de fiestas importantes como la de los Estudiantes”, sumó Rizzotti.

De ese modo, y remarcando que el plan de obras de la actual gestión sí considera la construcción de edificios para ministerios con criterios de distribución urbana estratégica, el ministro aseguró que la obra pública que se encara fortalecerá el desarrollo provincial y mejorará la calidad de vida de la ciudadanía jujeña, en concordancia con el plan de gobierno general del gobernador Gerardo Morales.