Buscan recuperar áreas urbanas para ejecutar nuevos planes de viviendas

Jujuy al día® – La Secretaría de Planificación del MISPTyV se encuentra trabajando en diversos proyectos relacionados con una nueva visión, moderna y por sobre todo integradora, de la aplicación de planes de vivienda en toda la provincia.

La revitalización de los diferentes barrios es considerada un instrumento global para la recuperación integral de ámbitos urbanos, centrales o periféricos, afectados por problemas habitacionales y sociales. Con esa base conceptual, y con el objetivo de mejorar las condiciones de alojamiento de la población y otros aspectos de carácter urbanístico, social y económico, desde el MISPTyV (Ministerio de Infraestructura Planificación, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda), a cargo de Jorge Rizzotti, y mediante su Secretaría de Planificación, a cargo del arquitecto Ramiro Tejeda, se trabaja para mejorar la política de vivienda social de la provincia mediante la integración, la coordinación y el fomento de las distintas actuaciones que los agentes tanto públicos como privados puedan desarrollar para elevar el estándar de calidad de dichas políticas.

Este nuevo paradigma habitacional se enmarca en una política fomentada a nivel nacional encabezada por el presidente Mauricio Macri, quien le encomendó a Marina Klemansiewicz, Sub secretaria de Hábitat de la Nación, una de las tareas más difíciles: lograr encausar todo lo relacionado con el hábitat y las viviendas, cuestión compleja por las realidades diversas que se presentan en el territorio nacional.

Dicho trabajo se realiza en conjunto con el aporte del Banco Interamericano de Desarrollo, y pretende lograr una política nacional con respecto a la adjudicación de viviendas solidarias, pero, por sobre todo, dejar en el pasado los esquemas de trabajo que consideran estancados y nulos.

Con respecto a ello, en la reunión que mantuvo días atrás en la provincia con el ministro Rizzotti y diferentes actores del sector, la Sub secretaria Klemansiewicz destacó: “Nos proponemos una matriz de intervención integral referida al hábitat en las ciudades, creo que así vamos a superar el esquema punteril y extorsivo que cubrió hasta hoy la ausencia del Estado”.

En lo que respecta al marco estrictamente local, la rehabilitación de barrios es uno de los ejes fundamentales de este gobierno, tendiente a una política habitacional social y de inclusión que garantice el acceso a la vivienda. De este modo, la Secretaria de Planificación se encuentra trabajando para lograr  la revitalización de las ciudades y localidades, basándose en una perspectiva de sostenibilidad urbana, social y económica, mejorando las condiciones de habitabilidad y de identidad de los vecinos con su barrio y su ciudad. Este proceso innovador se realiza integrando a las distintas administraciones públicas, la inversión privada y a los vecinos mediante procesos participativos.

Haciendo referencia a tal trabajo diario, el arquitecto Tejeda, responsable de la Secretaría, detalló que “se trata de un modelo de intervención de las políticas públicas, basado en una gestión integral y multidisciplinar, que utiliza la vivienda como recurso integrador del tejido urbano. El barrio es la unidad primaria para reconstruir la ciudad, por tanto, la revalorización y el reconocimiento del barrio como espacio vital donde pueden resolverse los múltiples y crecientes problemas de nuestras ciudades es esencial para articular un proyecto de estas características. Devolver a la persona su carácter de ciudadano posibilita que convierta al barrio donde vive en un foco de atracción y de identidad”.

“La vivienda es el soporte material de la ciudad, que representa la convergencia entre el proyecto vital de las personas y el proyecto urbano. Al construir espacios más habitables, estamos mejorando las condiciones de vida de las personas y las familias en la ciudad. En este momento estamos reorganizando un proyecto en la ciudad de Palpalá que consideramos que tenía falencias graves que iban a afectar la calidad de vida de las personas a las que se les otorgaran las viviendas en esa zona. Por eso, nuestro trabajo es contemplar la multiplicidad de factores que requieren análisis a la hora de emplazar un barrio nuevo”.

“Es muy importante que estas nuevas unidades habitacionales se conviertan en hogares y que den al tejido urbano nuevas oportunidades para generar empleo, eventos socioculturales, deportivos y los que permitan actividades lúdicas que se adapten a las necesidades culturales y socioeconómicas de los colectivos que viven en el barrio; todo esto favorece enormemente el conocimiento intercultural y la convivencia vecinal”, concluyó el arquitecto Tejeda.