Mario Pizarro “De Vido es un caradura que pretende confundir a la sociedad

Jujuy al día® – El secretario de Energía de la Provincia, Mario Pizarro, advirtió que la denominada “resistencia” convocada por el kirchnerismo residual, tiene como única plataforma estratégica “confundir a los argentinos” y, de esta manera, provocar el “mal humor social”, intencionalidad que se refleja con absoluta fidelidad en el campo de las políticas energéticas y tarifarias.
Dijo que en este escenario se hace notoria la “caradurez del portavoz del relato kirchnerista”, apuntando con contundencia sus objeciones al ex funcionario de Cristina Kirchner y diputado nacional Julio De Vido, quien defendió la política de “subsidios y tarifas populares” de la década pasada y se atrevió a cuestionar las medidas adoptadas por la actual administración nacional.
En coincidencia con la línea de pensamiento esgrimida por el director general de Energía, Enrique Gudiño, Pizarro indicó que durante años la estrategia del kirchnerismo se direccionó exclusivamente a invisibilizar los problemas “barriéndolos debajo de la alfombra”, al tiempo que resaltó que a partir de los subsidios y la constitución de fondos “se tejieron las formas de corrupción más grande de la historia de nuestro país”.
En otro orden, afirmó que constituye una falacia el hecho de decir que la política instrumentada por el desgobierno que se fue llegó a los 40 millones de argentinos, subrayando al respecto que “de los múltiples informes que existen, queda claro que los jujeños pagábamos más de cinco veces lo que un vecino de Recoleta”.
“Resulta que ahora se intenta demonizar las medidas adoptadas por el Gobierno de la Nación, sin darse cuenta que son producto de las malas políticas llevada a cabo por quien era el superministro de los Kirchner”, argumentó Pizarro y profundizó sus conceptos puntualizando el alto grado de irresponsabilidad con que se manejaron los funcionarios de Cristina Fernández de Kirchner. “Lo peor que hicieron fue no reconocer la crisis energética que vivíamos cuando se destinaban miles de millones de pesos para ocultarla, lo que era igual a decir que se las arregle el que venga”, aseveró.
Enfatizó que “sólo un caradura puede culpar al otro de sus propios errores” y recalcó que “eso hace ahora De Vido, al seguir sosteniendo que en materia de tarifas existió un federalismo inclusivo”.
“Por eso lo sostuvimos y lo volvemos hacer ahora –prosiguió- lo peor que nos puede pasar es negar los problemas, no asumir la crisis”.
Finalmente, destacó que “es nuestra obligación corregir esas distorsiones y sentar las bases para que nuestro país pueda contar con la energía suficiente y un precio razonable para poder llevar adelante el desarrollo”.