Según Ljungberg el dólar de Macri se ubicará entre los 12,50 y 13 pesos

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño y ex Ministro de Economía de Jujuy, Juan Ljungberg, analizó el escenario cambiario que tendría Argentina a partir del 10 de diciembre, día que asumirá Mauricio Macri la presidencia de nuestro país.

En este sentido realizó valoraciones acerca del dólar de equilibrio que buscara el gobierno de CAMBIEMOS, y temas íntimamente ligados a este, tales como la suspensión momentánea de las retenciones y la liberación del cepo cambiario, como también sus posibles efectos.

En declaraciones exclusivas al diario JUJUY AL DÍA®, Juan Ljungberg manifestó “en principio y en general estoy de acuerdo con un tipo de cambio único porque la actual situación con varios tipos de cambios genera mucha confusión y como el dólar comercial, el oficial, que es con el que se liquidan las exportaciones, hemos visto que han caído alrededor del 40% en los últimos años y es uno de los problemas de reserva que tenemos porque nos hemos perdido de vender 40 mil millones de dólares al mundo en estos últimos dos o tres años”.

“Es necesario fijar esto pero también es necesario que esta salida del tipo de cambio múltiple debe ser tomando unos recaudos para que ese nuevo valor que se establezca, en la medida de lo posible no se traslade a los precios internos o que sea en la menor medida”.

Sostuvo que “estimo que lo que va a pasar es lo que sucedió cuando asumió Néstor Kirchner, cuando teníamos un cambio a 1,40 pesos a la salida de la convertibilidad y se liberó el tipo de cambio y el dólar se fue a 4 pesos, esto se conoce técnicamente como ‘over shooting’ o ‘sobre reacción’. Pero después de dos o tres meses el dólar bajó a 2,50 pesos, y hoy puede ocurrir algo similar, de 9,80, que es el cambio oficial probablemente se vaya a 14 o 15 pesos, se puede ir más e incluso quedarse, pero como va a ir acompañado con políticas fiscales, monetarias y un plan antiinflacionario, rápidamente esa sobre reacción del mercado se va a volver a ubicar”.

Por lo que “calculo un dólar a 12,50 o 13, puede ser el dólar de equilibrio, el tema es que esa sobre reacción que se va producir a medida que el gobierno plantee un plan claro y creíble, va a ser menor y va a durar menos, con lo cual volveremos rápidamente a una situación de relativo equilibrio”.

En este sentido, el diario JUJUY AL DÍA® consultó al economista jujeño sobre cómo se deberá plantear estos cambios para que los mismo no afecten al común de la población.

Juan Ljungberg expresó “para evitar que eso se traslade íntegramente a precios, ya que en ese valor hay un 35% de devaluación, aunque algún traslado va a haber, ahí debe haber acuerdos con los formadores de precios, por ejemplo esta disminución de las retenciones va a hacer que rápidamente entren dólares, va a volcar un gran volumen de soja en el mercado y por lo tanto divisas y eso va permitir administrar el tipo de cambio”.

Sin embargo señaló que “siempre hay especulación, está en el gen del ser humano, del grande y del chico, todos, hasta el almacenero de la esquina y no es que sean malos sino que cada uno trata de proteger su actividad, su negocio, y unos quizás se pasan en su protección, eso es cierto”.

Respecto a la eliminación del cepo del dólar y la suspensión de las retenciones, Juan Ljungberg manifestó “si hoy nos dicen que el dólar va a estar a 9,80 pesos vamos todos a comprar con 10 pesos o 10 millones de pesos, y si nos dice que se libera el tipo de cambio y de repente el valor del dólar se establece en 15 , el que iba con 10 pesos a comprar ya no le alcanza y no lo compra, con lo que habrá una demanda que no va a poder ir al mercado, incluso el del millón dirá que está caro y esperará, con lo cual el 15 se va a comenzar a achicar y va a llegar a un equilibrio. Es decir que si hay menos demanda porque está caro el mercado se va a ir equilibrando, la interacción de quien vende o compra establece el precio definido”.

Indicó “pero el Banco Central tiene que tener, en el apuro de dólares, y si hubiese una corrida cambiaria, es ‘poder de fuego’ es decir una reserva para responder cuando salga a vender la cifra que se establezca, y así el mercado se calma porque el resto ve que hay dólares y no se apuran”.

Por ello el economista jujeño sostuvo que “lo que hay que buscar es la calma, los dos o tres primeros meses van a ser complicados pero mientras más claro es este programa y más confianza se genere, más corto va a ser ese período y menos serán las consecuencias negativas”.

Para finalizar, Ljungberg sostuvo “pero obviamente que en Argentina el dólar no vale 9,80 pesos ahora porque además si vale eso vamos a seguir perdiendo exportaciones como ya hemos perdido casi un 40% y no tenemos superávit comercial. Argentina necesita vender más al mundo porque eso es trabajo y son reservas para poder comprar insumos en el exterior”.