Aproximadamente el 10% de los aspirantes a policías no pasa el examen psicológico

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Rector del Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP), Comisario General Víctor Chorolque, se refirió a la cantidad de aspirantes que tiene la entidad y al porcentaje promedio de los mismos que no pasan los exámenes psicológicos.

Además afirmó que luego de los varios suicidios de efectivos policiales se han intensificado las tareas del equipo de psicólogos.

Al respecto, el Comisario General Víctor Chorolque manifestó “estamos en plena actividad respecto a los exámenes, ya se iniciaron varias semanas atrás los exámenes psicológicos, cuyos resultados se darán próximamente, luego siguen los exámenes médicos, los intelectuales y por último los físicos”.

Comentó que el número de los alumnos que no pasan los exámenes psicológicos “es variable, pero del total de inscriptos en un año, tanto en una carrera como en la otra, tendría una aproximación cercana al 10%”.

En este sentido, Chorolque sostuvo que ante los casos de policías que se han quitado la vida, desde los equipos de psicólogos del ISSP “tiene un arduo trabajo y hacen hincapié en esa situación, en las cuestiones emocionales de los jóvenes que quieren ingresar al Instituto y a la Fuerza. Son factores que deben tener en cuenta los psicólogos”.

Acerca de la cantidad de inscriptos y los requerimientos de la Policía de la provincia, el rector del ISSP sostuvo “aún no tenemos el cupo determinado por el gobierno. Actualmente tenemos inscriptos en la carrera de técnicos 982 aspirantes y en la carrera de auxiliar en seguridad publica 2780 y estamos en plena toma de exámenes”.

1 COMENTARIO

  1. Tiempo atrás, en un comentario realizado en este mismo medio, hice una crítica hacia la preparación integral que deben presentar quienes forman las fuerzas del orden, desde la Jefatura del mismo hasta el último de los agentes. Los rasgos que deben predominar para profesionalizar correctamente deben ser el psicológico, el cultural, el legal, el físico y el higiénico. Es dable observar en la actualidad personal uniformado que no reune todas estas condiciones y por lo tanto su aporte al servicio comunitario es casi nulo. Todo personal de las fuerzas del orden deben tener una presencia que se imponga por sus cualidades y en las que la ciudadanía pueda depositar su confianza. A manera de ejemplo: un personal uniformado obeso, con escasa preparación cultural y carente de atención a prestar servicio ante una eventualidad deja una imagen poco felíz para confiarle el manejo de la situación. Quienes han tenido oportunidad de visitar otros lugares se encuentran con que el policía es un ente digno de ser tomado en cuenta como salvaguarda de quienes requieren de su presencia. Si nos encontramos con agrupamientos de agentes conversando animadamente sobre acontecimientos del momento poca es la atención que los mismos tienen respecto a lo que ocurre en sus inmediaciones, y a veces las risotadas que surgen hablan de la desatención ciudadana que se requiere. En esto está por supuesto incluído el personal femenino que suelen presentar ciertas convivencias con sus pares, cuando no estar conectados mediante celuares a radios escuchando música mediante audífonos que lo distraen de la realidad circundante, Todos estos episodios deben ser sancionados pues muestran la negligencia en la prestación del servicio hacia la comunidad a la que le deben brindar seguridad y apoyo en todo momento, pues ese es el cometido, como dicen algunos móviles “Proteger y servir”. No escapa que al exigírseles una mayior predisposición para el cumplimiento formal debe ir acompañado con un salario que les permita tener una reciprocidad por poner su vida al servicio del prójimo y tener una familia en condiciones dignas, pero a sabiendas que la formacion socio-cultural, físico e intelectual lo habilita al uso del arma que la sociedad le confía en la seguridad que sabrá darle el uso debido al mismo.

Comments are closed.