Tras la reunión con Morales, desde la Cámara Jujeña de la Construcción aseguraron estar “muy esperanzados”

Jujuy al día® – En la mañana de ayer, representantes del sector de la construcción de Jujuy mantuvieron una reunión con el gobernador y vicegobernador electos, Gerardo Morales y Carlos Haquim. Nuestro medio dialogó con el presidente de la Cámara Jujeña de la Construcción (CJC), Marcelo Villanueva, quien ponderó el diálogo entre las partes y aseguró que el gobierno que asumirá el 10 de diciembre tiene como principal desafío “asegurar el financiamiento de las obras”.

Además advirtió que en el último tramo del gobierno de Fellner hay obras que tiene importantes atrasos en los pagos.

Respecto a la reunión con Gerardo Morales, Marcelo Villanueva manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® “estamos muy esperanzados en que vamos a tener un gobierno que nos va a escuchar. Pedimos juntarnos y rápido nos dijeron que sí, y vinimos de las dos Cámaras, y nos vamos muy contentos porque es evidente que están dispuestos a escucharnos, quieren escucharnos y creo que es natural porque nos necesitamos mutuamente”.

Sobre lo dialogado y lo que estima que deberá hacer este nuevo gobierno junto al sector, indicó “la fuerza hay que hacerla básicamente en la previsibilidad financiera. Para poder trabajar necesitamos que se arme la obra desde lo financiero y que eso tenga una continuidad ya que el éxito de la obra viene de ahí”.

Sostuvo que “las cuestiones técnicas las resolvemos durante el proyecto, durante la obra, lo importante es que el camino continúe, porque la peor obra es la que se paraliza”.

“El desafío de ellos es asegurar financieramente las obras porque si no se generan sobrecostos, despidos, obras que no se terminan nunca. Esto sucedió siempre y sigue sucediendo”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al titular de la Cámara Jujeña de la Construcción si en la actualidad hay obras paralizadas, a lo que Villanueva expresó “hay obras que están con pagos atrasados y las empresas van tomando la decisión de reducir el ritmo, de ejecutar una cosa y otras no, depende de cada empresa”.

Explicó “hay distintas fuentes de financiamiento, hay problemas que se dieron durante el año y otro que son actuales y recientes, por lo que cada empresa lo maneja como puede en función de sus estrategias desde lo financiero”.

“Además hay obras que están a punto de terminar con lo cual  reducir los ritmos no es conveniente, y hay empresas que no pueden afrontar eso aunque quieren y cada uno lo va afrontando  como puede. Hay problemas de toda índole”, reconoció.

Consultado sobre cómo afectará el recambio presidencial en el sector de la construcción jujeña, Villanueva respondió “personalmente creo que ambos candidatos nacionales traen una nueva perspectiva, como dicen, de ‘agrandar la torta’, de generar ingresos de dólares de inversión y eso impacta sobre nuestra actividad, que es una de las primeras que se empieza a movilizar cuando entra plata y es una de las primeras que se ve afectada cuando empiezan las épocas de crisis”.

“Las empresas viven el día a día, se ejecuta, se cobra y se paga, es una rueda corta, un ciclo muy corto y cuando se generan inversiones se nota rápidamente en la construcción y lo veo de una manera muy esperanzada, cualquiera de los dos, por lo que han dicho, al menos están preocupados para traer inversiones y aplicarlas en nuestra actividad”.

Aunque sostuvo “creo que tendremos un fin de año complicado desde la transición, lo estacional y estas cuestiones,  pero estoy convencido que  cualquiera que sea el resultado, tendremos un 2016 mucho mejor”.