El Decano de Humanidades sobre la ley de gratuidad e ingreso irrestricto a la Universidad

“Está bien garantizar esto pero la discusión es cuál será la contrapartida presupuestaria para su implementación”

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (FHyCS) de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), Ricardo Enrique Gregorio Slavutsky, se refirió a la reciente sanción de la ley que garantiza la gratuidad de la educación en las Universidades públicas del país, y que además prohíbe el examen de ingreso y prevé modificaciones en el sistema de regularidades de las materias.

Indicó que las Universidades siempre han sido públicas y gratuitas y que la mayoría no tiene examen de ingreso, por lo que la discusión se deberá centrar en el presupuesto que le permita a cada unidad académica garantizar todo esto.

Además, sobre las modificaciones de las regularidades de las materias, sostuvo que “en definitiva no hace sustancialmente al funcionamiento de la Universidad”, aunque afirmó que existe un alto porcentaje de alumnos “crónicos” en la UNJu y en la FHyCS.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Ricardo Slavutsky manifestó “las universidades en Argentina son públicas y gratuitas, ya lo eran, por lo que esto es una ratificación de esta conquista de la reforma. Respecto a la cuestión de suprimir todo tipo de examen de ingreso, en realidad son muy pocas las carreras de las universidades que tienen algún tipo de ingreso”.

Sostuvo que “hay que ver la forma operativa de todo esto, hay carreras, como las biomédicas, y las que tienen laboratorios, que por lo tanto para cumplir esto tendrían que tener las partidas presupuestarias que le permitan a las universidades tener las estructuras necesarias para poder hacer aplicable esto sin bajar el nivel académico”.

“Está bien garantizar esto pero la discusión es cuál será la contrapartida presupuestaria para su implementación. De hecho, nosotros, por ejemplo, aumentamos notablemente la matricula con la creación de la carrera de Trabajo Social y tenemos problemas de espacios bastante importantes”.

Slavutsky indicó “creo que la decisión política de ampliar las posibilidades de la educación universitaria para el conjunto de la población es una medida correcta, la cuestión real es como se va a implementar esto, cuál será la contrapartida en infraestructura y en cargos docentes, ya que no es solo un tema del espacio, de laboratorios sino además hay una masa salarial docente que es importante”.

El Decano de la FHyCS de la UNJu expresó “hoy por hoy el presupuesto universitario tiene una parte, la presupuestaria oficial, que está en el presupuesto que se aprueba en el Congreso todos los años y tiene otra parte, como en realidad toda la economía, que viene en programas independientes del presupuesto y sin esos programas el funcionamiento de las universidades sería poco viable”.

Agregó “de hecho en Jujuy la sede San Pedro que pudimos abrir no fue con plata del presupuesto, es extrapresupuestaria, y está fijada por dos años, es decir que si esto no se extiende o no se incorpora de alguna forma al presupuesto dentro de dos años deberían cerrar las inscripciones en San Pedro porque no habrá con que sostenerla”.

Por ello recalcó “me parece que como declaración es importante, el tema es ver cuál es la implementación financiera real”.

En otro tramo de la entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, el Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, se refirió a las posibles modificaciones en las regularidades de materias y si esto podía afectar a las facultades, como así también aumentar el número de alumnos “crónicos”.

Al respecto, Ricardo Slavutsky manifestó “esto es fijado por cada Universidad estatutariamente, en el caso de la UNJu los alumnos crónicos tiene la obligación de inscribirse todos los años, manifestar su voluntad de seguir estudiando, y este tema es un tema estadístico que distorsiona muchas veces la cantidad de gente que figura como estudiante y en realidad esto no hace sustancialmente al funcionamiento de la Universidad, pero puede tener efectos sobre el tiempo que una materia es válida, pero es resorte de cada universidad”.

Acerca de la cronicidad del alumnado, Slavutsky indicó “hay un número importante, pero creo que hoy hay algunos escollos en los que estamos trabajando para la terminalidad de las carreras que tienen tesis para obtener la licenciatura la cual puede llevar dos o tres años, y a medida que pasa el tiempo adquieren responsabilidades, se casan o tienen hijos y se vuelve complejo. Sin embargo hay incentivos, en algunas carreras como las ingenierías, hasta hace poco había unos subsidios”.

Agregó “el tema de la cronicidad es un costo que tiene la universidad de mantener registros de gente que no estudia, estoy de acuerdo con que las universidades no sean expulsivas sino inclusivas pero hay factores externos a la universidad y componentes internos que hacen a la dificultad y respecto a esto tenemos políticas activas para trabajar en estas situaciones”.

“Acá el tema central es el presupuestario, estas políticas tienen que tener una contrapartida presupuestaria real, no extrapresupuestaria porque no garantiza su continuidad”.

1 COMENTARIO

  1. El comentario del Decano de Humanidades, da por reiterado el conceptode la gratuidad de la universidades estatales como el ingreso irrestricto a las mismas, solo hace hincapie en la falta de un presupuesto acorde a las necesidades que cada casa de altos estudios precisa para mantenimiento. Estimo que se quedado corto en la evaluación de necesidades por cuanto si el ingreso es irrestricto, y hay necesidad de graduar la mayor cantidad de profesionales con idoneidad, es necesaro que las claustros brinden las comodidades para que el alumno acceda sin inconvenientes a las diferentes cátedras que componen la disciplina elegida. Se advierte a una tendencia de producir una inclusión donde haya una inscripción mayor es la importancia que hoy se le dá al tema, pero debe prestarse mucha más atención a la calidad educativa que se le brinde y a la idoneidad con los alumnos egresen.
    Los números fríos son engañosos en cuanto a la función de las carreras universitarias y esta evaluación final nos daría la certeza de cuanto se ha hecho de bien y cuanto mal hay para corregir.

Comments are closed.