“Una persona en situación de calle, se muere de la peor forma, porque no solo muere de frío, muere en soledad”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, René Casas, integrante y voluntario de la Organización no Gubernamental “Manos Abiertas”, se refirió de esta manera a la decisión política que el INDEC deje de calcular el índice de pobreza en nuestro país y sostuvo que muchas veces desde el Estado “no nos permite o se nos ocultan datos e información que nos dificulta la tarea diaria”. Además, se refirió a las muertes de personas en situación de calle en Jujuy y a lo que significa esta pérdida para la sociedad.

Acerca de la decisión de no calcular el índice de pobreza en Argentina, René Casas manifestó en una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA® que “no solo pasa con la pobreza sino también, en forma muy alarmante, con los chicos que están desnutridos y tantos otras dramas que como sociedad vivimos”.

Sostuvo que “es como tener fiebre y romper el termómetro: no tener esos datos no nos permite diagnosticarnos bien y que nos den las medicinas que corresponden”.

Comentó que desde Manos Abiertas “tenemos la lamentable experiencia, con las situaciones que pasan todos los días, tenemos que salir, la ONG o las instituciones que trabajamos desde afuera del sector público, y hacernos cargo de esta situación como identificar quienes son los que han fallecido y esa información nosotros que estamos fuera del Estado, no la tenemos, la sociedad no lo tiene y oficialmente tampoco están”.

“Muchas veces nos encontramos con el drama o la dificultad que desde el Estado no nos permite o se nos ocultan datos e información, lo cual nos dificulta la tarea diaria, como tenemos casos de personas que han fallecido y que en Jujuy no están registrados por el sistema de la provincia y eso nos alarma mucho y nos dificulta mucho las tareas”.

En otra parte de la entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, René Casas se refirió a la muerte de las personas en situación de calle en nuestra provincia y lo que significa para estas personas la muerte de un par. Explicó “los muchachos que están en la calle, con una situación de permanencia estable en la calle, se agrupan en lo que se denomina ‘ranchadas’ que es como si fuese una familia y a ellos mismos le permite protegerse y ayudarse cuando se encuentran en situaciones vulnerables”.

“Acá en Jujuy hemos visto ranchadas pero no como en otras ciudades donde en las ranchadas hay discapacitados, minusválidos, gente con distintas problemáticas en la calle, pero esta organización, esta familia, es la que le permite salir adelante, superarse, ayudarse”.

“Hay distintas ranchadas en San Salvador de Jujuy y esas ranchadas tienen vínculos permanentes, cotidianos y estables entre sí. Esa red tiene determinado códigos que les permite mantener comunicación y sobre todo ayudarse, vincularse, y la información entre ellos es muy vertiginosa, trasciende de una manera muy rápida y a nosotros, que estamos involucrados en esta temática, nos permite llegar de una manera sencilla y rápida a determinas situaciones. Luego hay pocas personas que no están incorporadas en las ranchadas, pero son muy pocos en esa situación”.

Sobre como la ranchada toma la muerte de uno de sus integrantes, Casas comentó “los sentimientos y las emociones que comparten entre ellos son casi similares, lo que sienten lo tienen muy arraigado y el miedo prácticamente les ha desaparecido, aunque en casi todos los casos tienen esperanzas de que en algún momento de su vida van a salir, que va a cambiar su situación y que van a dejar las problemáticas que los acompañan en el proceso de permanencia en la calle”.

“Una muerte la viven sin tanto dolor, para ellos el tema de la muerte se ha naturalizado, cuando se enteran, se anotician o como en muchos casos ellos ven que un compañero muere a su lado, de cierta manera lo ven como un alivio, un ‘dejó de sufrir’, ‘dejó de vivir  todo esto’, pero es una esperanza que se extingue, por eso una vida que se va lo viven sin tanto dolor, cuando nosotros nos largamos a llorar, nos duele mucho porque nos lástima que mueran así, sobre todo porque mueren en la calle”.

“Tuvimos casos este año igual que el año pasado pero ellos están acostumbrados a todas estas cosas dolorosas que pasan, lo viven de un forma sufrida pero no tan dolorosa como nosotros”, indicó.

Consultado sobre el significado de la muerte de una persona en situación de calle para la sociedad jujeña, René Casas consideró “de a poco nos vamos sensibilizando todos y creo que gracias al trabajo que se ha hecho con las muchas ONGs que estamos en el tema, a los medios que acompañan este proceso durante estos años, nos estamos sensibilizando más, pero nos falta mucho, en el sentido en que es una persona que se va sufriendo, que el último tramo de su vida lo transita sufriendo y sobre todo en soledad”.

“Debe ser desesperante, angustiante una muerte por frío. Además de todas las enfermedades que tienen, es un ser humano que se muere de la peor forma, porque no solo muere de frío, muere en soledad”.

“Aún nos falta mucho porque notablemente que alguien se vaya sufriendo y en soledad debe ser un llamado de atención importante para todos: para las autoridades, para la sociedad y para el corazón de cada uno de nosotros” concluyó.