Cárceles de Jujuy: Denuncian hacinamiento, falta de higiene y alimentación

La ley orgánica del Servicio Penitenciario (que aún rige) está firmada por el general Urdapilleta que era el interventor militar de Jujuy”.

Jujuy al día® – Luego que un grupo de menores detenidos intentaran amotinarse en una comisaría de Jujuy para exigir su traslado a la Unidad Penal debido a las malas condiciones en las cuales se encuentran alojados, se abrió un debate acerca de las condiciones en las cuales un sujeto detenido, procesado y con condenas, pasa sus día en las celdas de las comisarias jujeñas y o en el Servicio Penitenciario.

Al respecto, nuestro medio dialogó con el reconocido abogado penalista, Segundo Soria, quien explicó que “el problema que tenemos en Jujuy, que es genérico- no solo con los menores- es que no existe el mínimo de comodidades que respeten los derechos de las personas que han infringido la ley y digo esto porque los responsables también son seres humanos como nosotros”.

“En este momento en la Brigada de Investigaciones hay 90 personas detenidas en un espacio donde más de 15 no pueden estar, no tienen donde higienizarse, las comidas son mínimas, y hay personas con condenas firmes que aún están alojados en comisarías”.

Comentó “sé personalmente, por los años que llevó en esto, que al menos hace 35 años que el tanque de agua de la Unidad Penal de Alto Comedero no se higieniza, o que por ejemplo, la Unidad Penal de Menores de Alto Comedero anteriormente eran unos tinglados que se hicieron para la cría de gallinas y conejos, a los que se les hicieron unas adaptaciones para alojar personas, y no es mucha la diferencia que tenemos hoy”.

Soria sostuvo que “acá se ha tomado como conciencia que los lugares de detención son para amontonar personas y no para rehabilitar, guste o no guste tenemos una norma constitucional que dice que las cárceles serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo, y aquí veo que en casi todos los medios lo que primero que se pide es que hay que castigar y no pensamos que es un ser humano que hay que rehabilitarlo, reintegrarlo a la sociedad”.

Además resaltó que “hay hacinamiento, las comisarias no son para alojar personas tanto tiempo, son para tener momentáneamente en la prevención de la seguridad si han cometido un delito, ya que deben estar en lugares de detención especiales para procesados, pero acá viven condenados en las comisarías”.

En este sentido, el diario JUJUY AL DÍA® consultó al letrado sobre cuáles son las condiciones en que viven los menores alojados en el Penal, ya que la Jueza de Menores N° 1 aseguró a nuestro medio que viven “dentro de los parámetros normales de como tienen que vivir”

Segundo Soria respondió “lo que pasa es que la visita a los Servicios Penitenciarios se hacen con días programados, parafraseando diría que son crónicas de una visita anunciada. El día que van los jueces a controlar todo ha sido lavado, planchado, pintado, hay postre y buena comida, pero los otros días el presupuesto no ayuda para eso”.

“Recuerdo la época en que el Servicio Penitenciario de Jujuy proveía de verduras y pan a los hospitales, que tenían venta de pan para los vecinos, y en este momento no se fabrican bancos para escuelas, no existe la carpintería, hay que llamar a licitación o ir a Buenos Aires a comprar los uniformes”.

Respecto a la alimentación de los detenidos en las Comisarias, Soria indicó “teóricamente se cocina en el Servicio Penitenciario y sale un vehículo con un tacho a repartir a las distintas seccionales”.

“El problema está en que el ciudadano detenido que no tiene familia está sujeto a lo que le puedan convidar o rapiñar de otra persona detenida. Imagínense en una familia humilde que vive en Alto Comedero y tiene a un familiar en la Comisaria de Los Perales y todos viven de un plan social, cómo hacen para hacerle llegar algo para que coma el detenido”.

Sobre a qué entidad le cae la responsabilidad de esta situación de abarrotamiento en las comisarías, Segundo Soria sostuvo que “es de la estructura que se da en la Policía, no nos olvidemos que siempre he dicho, y lo sostengo, que la ley orgánica de la Policía está dada en función de la ley de seguridad nacional que fue dictada durante el proceso y nunca fue adecuada a los cánones de la libertad y la democracia, y así mal podemos ir para adelante, y por extensión la ley orgánica del Servicio Penitenciario también está firmada por el general Urdapilleta que era el interventor militar de Jujuy”.

“Hay muchas cosas que no se han legislado ni adecuado a la constitución de 1994 que por ejemplo dispone que todas las leyes dictadas por el proceso que no hayan sido ratificadas son nulas de nulidad absoluta, es decir que acá se están rigiendo con leyes que no hay, que no existen tanto el Servicio Penitenciario y la Policía”.

Agregó “el personal policial que debería estar destinado a la seguridad ciudadana, no tiene que estar cuidando a la gente que no se fugue, a la gente detenida, procesada y hasta que está condenada, esto no puede ser, debemos legislar de una buena vez lo que prevea la seguridad ciudadana para que el ciudadano tenga garantías de salir de su casa y estar en la calle”.

“Los que pasa hoy es preocupante y no es responsabilidad de la Policía porque directamente le han adosado una tarea a la Policía que no es de ellos porque ellos deberían estar en la prevención del delito pero deben estar haciendo el papel de carceleros”, concluyó.