“Garantías” En la última década en Jujuy niños de 6 y 7 años se inician en el alcohol y las drogas

Aseguran que en Jujuy el consumo de alcohol ha aumentado más del 50% en los últimos diez años.
Entre las mujeres es que se registra el mayor número de casos de alcoholismo. “La mujer consume muchísimo más, inclusive a veces más que los varones”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Sebastián Romero Arena, Subdirector Asistencial de Hospital San Roque y psiquiatra (matrícula 2748), se refirió al avance del alcoholismo en Jujuy, el descenso en la edad del inicio en el consumo, a los factores que hoy producen que niños, adolescentes, jóvenes y adultos caigan en esta adicción y la falta de conciencia del Estado y la ciudadanía para luchar contra este flagelo naturalizado y socialmente aceptado que ha convertido al alcohol en la droga de mayor consumo en la provincia.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Sebastián Romero Arena manifestó “el alcohol es la droga de mayor consumo en el país y en Jujuy hace muchos años que es la de mayor consumo y de mal uso social. En el hospital San Roque una de las primeras causas de ingreso de pacientes que son internados, el diagnostico de alcoholismo es el número uno en cantidad de pacientes que son atendidos en el área de clínica médica y lo mismo debe pasar en la mayoría de los hospitales de la provincia”.

Sobre el incremento del consumo en Jujuy en los últimos 10 años, indicó que “si bien estadísticas no tengo pero sin duda que ha aumentado mucho más del 50%, ya en Argentina el consumo de cerveza, solo de cerveza, la última década aumento el 40% por persona, así que sin duda que es mucho más del 50% en nuestra provincia”.

Sostuvo que “el alcoholismo es una enfermedad social que ha avanzado sobre la juventud ampliamente, hoy es la droga que abre las puertas a las otras sustancias en estas esquinas donde empieza circular la botella de cerveza y en medio se mete un pastilla, un ‘faso’, un papel. El alcohol ha tomado tanto protagonismo que ha desplazado hasta al deporte, hoy mucha gente en nuestra provincia dice jugar al fútbol pero los dos primeros tiempos no les interesa, solo el interés está en el tercer tiempo, que no es deporte, que no es salud”.

Acerca de los cambios que hubo en nuestras esquinas los últimos 20 años, mencionó “antes la esquina era donde nos juntábamos la barra para salir a andar en bicicleta, para ir a jugar a la ‘chuti’ y esto se debe también, por lo que uno observa, a la falta en el barrio, y por ende en las casas, de los adultos, que lamentablemente por razones económicas deben trabajar muchas horas y son horas que no están en sus casas y cuando el adulto no está y no pone límites ni horarios ni control queda la noche, la esquina o la tarde a disposición de los jóvenes”.

Respecto al descenso en la edad del consumo, Romero Arena sostuvo que en Jujuy “es así, inclusive en el consumo de drogas ha disminuido muchísimo, en los últimos años estamos viendo chicos muy chicos, inclusive de 6 o7 años con consumo de drogas por imitación al hermano mayor, lo cual es alarmante porque un cerebro no termina de formarse hasta los 20 años y si un cerebro está en pleno desarrollo es atacado permanentemente por sustancias como el alcohol u otras drogas, lo va debilitando”.

En relación al consumo de alcohol en mujeres y en distintas zonas de Jujuy, Sebastián Romero Arena mencionó “en este siglo las mujeres han logrado la igualdad en muchos casos y en este caso también. La mujer consume muchísimo más, inclusive a veces más que los varones, y por su constitución y características genéticas es más propensa a sufrir daños por el alcohol, pero hoy consume muchos más y mucho más libre, ante era mal visto una mujer borracha, hoy es una más”.

“Hoy no hay diferencias entre capital y el interior, es más antes hablábamos de alcoholismo hoy hablamos de alcohol y de otras drogas porque van de la mano, y por experiencia propia hemos detectado consumo de drogas en la Puna”.

Agregó “el alcoholismo ha avanzado muchísimos sobre todo por cuestiones económicas, porque muchos han perdido su trabajo, se han disuelto las familias, hay migraciones de jóvenes de la Puna a las ciudades y no llegan al centro o a barrios, sino a zonas marginales y comienza a aparecer el consumo de drogas y de alcohol”.

En este sentido el diario JUJUY AL DÍA® consultó al Subdirector Asistencial del Hospital Pablo Soria si la condición económica y la pobreza conducen a la dependencia del alcohol.

Sebastián Romero Arena manifestó “el alcohol no discrimina, no hay más alcohólicos que son pobres o más entre los pudientes, el alcohol no discrimina raza, clero o condición social pero si vemos mayor incidencia en situaciones de pobreza donde también se van dando otras cosas, otras patologías”.

También el entrevistado fue consultado por nuestro medio sobre las razones por las cuales los chicos comienzan a beber, el psiquiatra mencionó “tenemos la presión social del grupo, cuando somos chicos, sobre todo adolescentes, buscamos identificarnos y lo hacemos con un grupo de pares y a veces en ese grupo está el consumo y para estar dentro de ese grupo requiere consumir”.

“Pero también está la inundación que tiene en los medios, basta con ver un partido de futbol y la cantidad de propagandas sobre el alcohol, propagandas que nos muestra que tomando me encuentro con el otro, que no necesito pensar solo necesito pensar en verde, que tomando voy a tener éxito y la mujer más linda, y esta inundación permanente, el fácil acceso que tienen y el costo, porque es más barato que un litro de leche, eso lleva al consumo, además de la observación”.

En relación a lo que observa que falta desde el Estado para luchar contra este flagelo, el psiquiatra manifestó “conciencia, tomar conciencia que el alcoholismo es una enfermedad totalmente previsible y que deben actuar todos las áreas del Estado, no solo salud, ya que solo atiende las enfermedades que generan estas sustancias, acá hace falta un compromiso de todos inclusive de los ciudadanos para que nuestros jóvenes no consuman, nos hace falta un sentido de comunidad y volver a encontrarnos”.

“En otros países del mundo consumir tabaco o alcohol es carísimo, ponerle un precio a eso disminuye el acceso pero hoy hay vinos que valen menos que un sachet de leche, hay una gran variedad de oferta de alcohol en un supermercado. Debemos tomar conciencia en todos los ámbitos desde el vecino hasta el gobierno municipal, provincial y nacional, todos debemos tomar conciencia”.