El oscurantismo K en Jujuy

No solo los organismos provinciales niegan información pública también las delegaciones de entidades nacionales

Jujuy al día® – De por si en Jujuy, especialmente en el último período de gobierno de Eduardo Fellner, el acceder a información pública es una odisea ya que por el afán de ocultar la realidad, niegan la información oficial, salvo estamentos muy particulares que sin titubeos entregan la información porque confían en la trasparencia de sus actos a pesar que la realidad no coincida con la estadísticas.

El acabose de esta situación fue hace dos meses, donde Eduardo Fellner reglamentó por tercera vez la Ley provincial de (in)acceso a la información pública Nº 4444, donde uno de los principales cambios que introduce el decreto reglamentario es una serie de requisitos para solicitar información y aumentó las excepciones en las que el Estado puede negarse a brindar datos a los ciudadanos.

Pero esto no es que sea una ocurrencia de nuestro Gobernador, es una tendencia nacional, una bajada de línea del kirchnerismo, ya que cuando menos sabe la gente de la realidad menos puede criticar las políticas de los gobernantes de turno.

Esto lo podemos demostrar al remitirnos a cualquier entidad nacional con delegación en nuestra provincia.

Cada vez que los diferentes medios de comunicación intentamos conseguir información o entrevistas con los titulares de los organismos nacionales, sacan a relucir el verticalismo kirchnerista, y se amparan en que solo son representantes provinciales que no pueden hablar por directivas nacionales, y por ende derivan a los periodista y a la ciudadanía a las distintas áreas de prensa de cada dependencia, que obviamente no tienen sede en Jujuy, sino en Buenos Aires o Capital Federal, donde un llamado significa no solo una erogación innecesaria sino la paciencia para pasar por tantos internos como música de espera en cada llamada.

Esta situación pasa cada vez que un periodista, el de cualquier medio, o un simple ciudadano intenta buscar información de entidades como: Comisión Nacional de Comunicaciones, Registro del Automotor, Registro Nacional de Armas, entre otros.

Como podrán ver este es otro de los legados kirchneristas, el oscurantismo K de nuestra época.