Nuevos perfiles de turistas: ¿nos estamos preparando?

Jujuy al día® – Según la Organización Mundial de Turismo (OMT), “las llegadas de turistas internacionales a escala mundial han pasado de 25 millones en 1950 a 278 millones en 1980, 527 millones en 1995 y 1.133 millones en 2014”. Según las previsiones a largo plazo de la OMT, las llegadas de turistas internacionales a escala mundial crecerán un 3,3% anualmente entre 2010 y 2030, hasta alcanzar los 1.800 millones.

El eslogan de la OMT para el Día Mundial del Turismo – 27 de septiembre de 2015 – “Mil millones de turistas: mil millones de oportunidades” se refiere al poder que el turismo tiene de hacer cambios positivos para la construcción de un mundo mejor. Es decir, si un turista puede introducir pequeños cambios en su comportamiento (comprar productos locales, optar por no cambiar las toallas de baño todos los días, entre otros), entonces mil millones de turistas con comportamientos similares tienen el poder de construir un mundo sustentable, inclusivo y equitativo.

No obstante, mil millones de turistas también significan que hay millones de consumidores con necesidades y motivaciones distintas lo que obliga a las empresas y por ende, los destinos a revisar sus estrategias para el desarrollo de la actividad turística.

Para nombrar algunas de estas necesidades emergentes, se describen algunos de los perfiles de turistas que se están destacando como tendencia:

  • “Mascotas con dueño”, y no turistas con mascotas. Ya que la protagonista del viaje es la mascota porque sus dueños buscan alojamiento y transporte que no solo acepte su mascota como también brinde un servicio de calidad para la misma.
  • “Mujeres que viajan con mujeres”, son mujeres que viajan al menos una vez al año acompañadas de sus amigas, su perfil se caracteriza por el gusto de realizar excursiones en los destinos y compartir la experiencia turística con otras mujeres. Muchas veces hacen amistades ya sea con otras turistas o con mujeres de la misma comunidad local.
  • “Singles”, “Familias monoparentales”, “PANK: tías con sobrinos” y “Abuelos con nietos”, segmentos de mercado que requieren que los alojamientos turísticos cambien las tarifas convencionales de las habitaciones. Hasta ahora, es costumbre cobrar la habitación teniendo como base la ocupación doble de dos adultos y sumarle cama extra para un niño. Los singles siempre pagan más por una habitación, los padres divorciados o separados que viajan con sus hijos tienen también que pagar tarifa de adulto por los niños y lo mismo pasa con el segmento PANK. Así mismo, cuando se trata de familias hay que pensar en ofrecer un producto específico que sea family-friendly: menús infantiles saludables, pocos muebles en la habitación para evitar accidentes con los menores, áreas del alojamiento pensadas para ellos, excursiones para la familia, entre otros.
  • “New Age”, que surgió tras la aparición de diversos movimientos espirituales o de auto- ayuda a mediados del siglo XX, que con sus respectivas técnicas como el yoga, el Pilates, el Shiatsu o el Reiki buscan la unificación de la Mente, el Cuerpo y el Espíritu. El objetivo es huir del estrés de la vida cotidiana para ir a lugares donde reencuentren la paz interior. Este tipo de turismo se complementa al turismo de naturaleza y salud.

Acompañando la fragmentación de la demanda, también se está asistiendo a un cambio global en la sociedad que busca las experiencias únicas y por eso, memorables. En otras palabras, en esta sociedad emocional, el turista actual busca vivir experiencias que lo emocionen, fascinen y que de alguna manera lo marquen para su vida. Es así que el turista emocional da valor a conocer la cultura local contada por los protagonistas, le gusta aprender y observar la elaboración de artesanía, averiguar los usos medicinales de los yuyos, en resumen, “vivir la vida como los locales” aunque sea por una semana.

Por todo lo mencionado anteriormente, nos tenemos que preguntar:

En Jujuy, ¿nos estamos preparando para satisfacer a los nuevos turistas?

¿Cómo podremos ser un destino competitivo en este nuevo contexto? La respuesta es sencilla: tenemos que ofrecer a los turistas más experiencias significativas que los demás, personalizar el servicio para que este sea flexible a cada necesidad específica y abandonar el concepto standard.

Por otro lado, el turista emocional también sabe evaluar la calidad del servicio prestado. Es cierto que quiere vivir como la comunidad local, pero eso no significa que acepte falta de higiene y seguridad o que no sepa el valor real del servicio que está adquiriendo. Relacionado con la calidad del servicio, es importante reiterar la capacitación de los profesionales de turismo.

Sumado a lo anterior, el turista emocional es tan sensible a la preservación del ambiente natural que las empresas y destinos turísticos que, en un corto/medio plazo, no tengan certificación en calidad ambiental empezarán a perder clientes.

Aunque no hay una receta mágica, el camino a seguir es obvio: dejar los modelos que estamos siguiendo hace 40 años. Hay que innovar, creando nuevas experiencias. Asimismo es importante “cambiar el chip”. Los actores públicos deben desvincular la planificación turística de sus intereses o beneficios político-partidarios, siendo fundamental que exista mayor colaboración y cooperación entre los varios organismos públicos.

Por último, queda claro que no podemos hablar de demanda turística en singular y querer preparar el destino basados en suposiciones generales de la tendencia del mercado turístico.

La mayor dificultad/obstáculo recae en los estudios de mercado que actualmente son basados en meros datos estadísticos enfocados en la ocupación hotelera y números sobre llegadas y salidas. Con esa información estadística que es débil e incompleta, Jujuy no puede elaborar estrategias de competitividad turística.

Es fundamental fomentar la investigación en turismo para que Jujuy enfrente estos retos competitivos con el conocimiento necesario para consolidarse en los mercados nacional y extranjero.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”

(Albert Einstein)

Ana Sofia Apolónia Baeta Pereira de Calvó

Licenciada en Gestión y Planeamiento en Turismo

Coordinadora y docente de la Licenciatura en Turismo de la Universidad Católica de Santiago del Estero – Departamento Académico de San Salvador de Jujuy

Este espacio no se destina a encontrar responsables o a “señalar con el dedo”, pretende ser un espacio de reflexión sobre variados temas relacionados con el turismo en que la idea principal es que cada ciudadano puede hacer la diferencia contribuyendo para un mejor desarrollo turístico de la provincia de Jujuy.