15 años de un sueño cumplido

Cuando cumplen años las personas suelen organizar alguna forma de festejo. Demás está decir lo importante que es cumplir un nuevo año, máxime si se puede hacerlo con los afectos intactos, enteros y saludables.

Las empresas cuando cumplen años acostumbran celebrar un nuevo aniversario. Claro que no hay diferencia entre festejar y celebrar, aunque teniendo en cuenta el contexto en que nos hemos desenvuelto los últimos tres años, es mejor celebrar que festejar. Celebramos que hemos podido mantenernos en lo económico y crecer en lo periodístico. Celebramos la fidelidad de nuestros lectores. Celebramos haber logrado una línea editorial que casi nos permite considerarnos libres (nunca se es libre del todo pues siempre se está sujeto a observancias propias y ajenas). Celebramos que a pesar de que nos han querido disolver no lo han conseguido. Celebramos que con el escaso recurso con que contamos seguimos siendo competitivos y hasta podemos muchas veces marcar agenda a medios con mayores posibilidades. En definitiva, festejamos que podemos celebrar todo lo dicho y lo que aún no ha ocurrido.

Como aquí estamos festejando los primeros quince años de Jujuy al día (diario nativo digital) vamos a homenajear a quienes hace ya tantos años se subieron a la idea por entonces revolucionaria (aunque se calificó de distinta manera y no siempre de forma positiva) de ingresar a una nueva forma de comunicar información. A ellos les decimos gracias y agregamos ¿Quién diría no?

Como cada año también el reconocimiento a los que aportan su granito de arena para tener la posibilidad de decir, opinar, informar y hasta formar hacia adentro y afuera. Los avisadores, los colaboradores, la familia son parte vital de cada nuevo aniversario. Sin sostén económico, sin aporte intelectual, sin contención y afecto no sería posible ser y estar.

Falta agregar la participación activa de los lectores, Uds. son los que cierran un círculo virtuoso en el que nos retroalimentamos cotidianamente. Sin su contribución ni este ni ningún medio de comunicación tendría sentido. A aquellos que nos acompañan desde el primer día y todos los que se fueron sumando a lo largo de estos 15 años no sólo les agradecemos sino que los felicitamos por este aniversario que también es suyo.

Algunos agradecimientos que no podemos obviar

Agradecemos sinceramente “al canciller que nunca fue” (ni será) pues sin su participación algunos jujeños que habían conseguido iniciar un camino vocacional en el periodismo digital hoy ya no están en Jujuy al día, ni en ningún otro medio.

Nuestro reconocimiento a “corazón de ballena” porque su ineficiencia nos hizo ganar un espacio que de otra manera no hubiéramos ni advertido. Claro que para nuestra próxima celebración, todo lo indica así, él ya no será lo que es (funcionario, ineficiente seguirá siendo) y nosotros lo habremos sobrevivido.

Le damos las gracias al juez que tiene la causa iniciada por nuestro medio contra el gobierno provincial, que dicho sea de paso, le informamos es un “amparo”, es decir que su tratamiento debería ser expeditivo y ya está cumpliendo 18 meses desde que se presentara. En fin, no le reclamamos privilegios, sólo quisiéramos que la justicia no fuera un obstáculo y que cumpliera con la finalidad que le otorga su existencia. No nos vamos a referir a otro amparo que el mismo juez resolvió en cuestión de horas, claro que los actores y los fines no eran los mismos. Los beneficiarios eran unos y los perjudicados otros.

No quisiéramos pensar que, además de cuestiones de amistad, haya otras de lealtad a un contexto político que alguna vez lo albergó como funcionario, este que lo obligó a ser actor de una situación de la que resultaron cuatro (4) muertes en un conflicto social derivado de una usurpación de tierras en Libertador Gral. San Martin. En fin, nos habíamos reservado el derecho de agradecerle a través de este medio, en esta fecha, la tarea no realizada y que nuevamente beneficia al mismo pero perjudica a otro que no tiene nada que ver con el anterior.

Por último, no está demás mencionar nuestra gratitud hacia aquellos que alguna vez golpeaban nuestra puerta, llamaban a nuestros celulares o se comunicaban de alguna forma para pedir favores y que luego la mandíbula K los atrapó de manera que, para sostener privilegios, no sólo nos desconocieron y hasta bastardearon, sino que dedicaron buena parte de su gestión a rumorear situaciones que sólo existieron en sus afiebradas mentes que sólo se podrían entender en el marco de una total y absoluta envidia por nuestra situación de libertad.

Para que no quede la idea de que hay resentimientos hacia alguien o algunos sería bueno aclarar que lo manifestado en las líneas precedentes es sólo una breve descripción de situaciones vividas pero pasadas. No tenemos ninguna clase de rencores hacia los aludidos, solo quisimos que quienes nos acompañen hoy en nuestro 15º aniversario estuvieran al tanto de vivencias que impidieron dar algunas respuestas a las que nos sentimos honestamente obligados pero eximidos por mezquindades y atrofias de un sistema democrático en crisis, esta que permite que haya arbitrariedades y que sin solución de continuidad no encuentre reparación en tiempo y forma dentro del mismo sistema.

Por eso es lo que somos: Somos una constelación de corazones heroicos debilitados por el tiempo y el destino, pero voluntariosos para Iuchar y buscar y encontrar y no rendirse. Tennyson

Lic. Hugo Rubén Calvó