En Jujuy no se realizan controles a las inmobiliarias

Jujuy al día® – En nuestra provincia existen cientos de inmobiliarias a lo largo y ancho, de las cuales casi su totalidad infringe, de una manera u otra, las leyes provinciales gracias a una falta de decisión política del gobierno de Eduardo Fellner para cumplir con un control exhaustivo de estas empresas.

En Jujuy existen más de 300 inmobiliarias, grandes y pequeñas, donde muchas realizan su trabajo infringiendo leyes y estatutos por lo cual muy pocos estarían en condiciones de prestar un normal servicio.

Es sabido de las múltiples quejas de los jujeños sobre distintas maneras de accionar de estas empresas, que siguen trabajando de la misma manera por una simple razón, la falta de control.

Según pudo averiguar nuestro medio, el ente de contralor en Jujuy es una entidad estatal, la Dirección de Inmuebles, que es la que tiene el poder de policía para actuar sobre las inmobiliarias.

También existe una tenue línea que habilitaría, en el orden municipal, a la dirección de Control Comercial para, al menos, habilitar como comercializadoras a estas empresas, algo que tampoco existe en la actualidad.

En el caso del principal control, que debería realizar la Dirección de Inmuebles, el mismo no se realiza por falta decisión política, ya que teniendo en cuenta que son muy pocas las que funcionarían de manera correcta, pondrían en juego intereses de amigos del poder de turno.

En Jujuy, dicha dependencia del Estado, abrió un registro voluntario de estas empresas, llamado Registro de Vendedores de lotes, que hasta la fecha tiene registradas menos de 50 inmobiliarias en toda la provincia, de las más de 300 que podrían existir.

Dentro de este registro aun forman parte empresas que han dejado de existir, con lo cual el número de inmobiliarias correctamente habilitadas sería mucho menor.

Dicho registro cuanta con 7 requisitos para su inscripción, entre ellos los que más se infringen en las que no están funcionando correctamente, la constancia de inscripción de un martillero, que es el responsable de la misma, y hasta en muchos casos la misma constancia de habilitación comercial.

Según fuentes consultadas por el diario JUJUY AL DÍA®, descontando a la mayoría de las inmobiliarias inscriptas, en casi su totalidad no tiene un martillero encargado, ya que los responsables de las mismas son sus dueños. Cabe resaltar que existen en nuestra provincia varias de estas empresas que son de carácter familiar.

Esta falta de control  ha generado la proliferación de las personas que realizan ofertas y transacciones inmobiliarias por fuera de estas empresas. Son particulares que realizan este trabajo en conocidos cafés o confiterías.

Las fuentes estiman que por cada 2 inmobiliarias podría existir 1 persona que realiza la actividad desde la total clandestinidad.

En este caso dicha proliferación atenta contra el trabajo de los martilleros matriculados, dando lugar a seguras estafas y deja sin algún ente donde uno pueda resguardarse, el Colegio de Martilleros ni la Dirección de Inmuebles pueden actuar o actúan en este tipo de controles, a los ciudadanos solo le queda la propia justicia.

Asimismo las fuentes indicaron que no existen denuncias en contra de las inmobiliarias, ya sea por el cobro de comisiones u honorarios, o por problemas de contratos, o de ningún tipo, la gente solo se aproxima, en una baja cantidad, a pedir asesoramiento en el ente de contralor.

Aunque han diferenciado que existen muchas quejas directas sobre el accionar de estos pseudos martilleros, pero las recomendaciones son que se asesoren con un abogado, ya que desde la entidad, por esta falta de decisión política, no toman cartas en el asunto.