En Jujuy “a la clase media no acomodada le cuesta muchísimo llegar a su primera vivienda” Aseguran que la demanda de viviendas es constante y que en San Salvador de Jujuy quedan pocas tierras para construcciones horizontales

paneroJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Julio Panero, ex presidente del Colegio de Martilleros de la provincia, indicó que en nuestra capital las construcciones horizontales estarán llegando a su límite por la falta de tierras, situación que se presenta mientras la demanda por viviendas se mantiene constante en toda la provincia.

Además se refirió brevemente a las implicancias del nuevo Código Civil y Comercial en su actividad y profesión.

En relación a la demanda de viviendas, Julio Panero comentó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “es constante, pero tenemos el mismo fenómeno que ocurre en todo el país: son carísimas, la clase media no acomodada le cuesta muchísimo llegar a su primera vivienda”.

Respecto a las construcciones en Jujuy, Panero indicó que “la obra vertical se da por una cuestión de que no hay más espacio físico, y por ende no queda otra”.

“Al hacerse loteos, que no son tantos en el ejido municipal sino más alejados, hacia atrás, próximas a ciudades cercanas, se dan porque no hay más tierras, porque demográficamente hemos crecido mucho”.

Aseguró que “en San Salvador de Jujuy hay pocas tierras para construcciones horizontales, para loteos planos, en la actualidad hay muy pocas tierras”.

“Si uno se pone a ver se dan al lado de ruta 1 donde ya se está llegando a Palpalá, por el  lado de Alto Comedero que ya está pegado al arroyo Las Martas y también se está llegando hasta El Carmen”.

[pullquote]Acerca de la situación del mercado inmobiliario en Jujuy, Julio Panero sintetizó diciendo que “estamos igual, si se ve en la ciudad se está construyendo bastante pero el mercado sigue quieto sobre todo para las inmobiliarias”.[/pullquote]

“Hay muchos emprendimientos privados que se los comercializa de esa forma, mientras que nosotros estamos estancados  de la misma manera”.

En otra parte de la entrevista con nuestro medio, el ex presidente del Colegio de Martilleros de la provincia, se refirió a la implicancias que trae consigo el nuevo Código Civil y Comercial.

Julio Panero manifestó “hubo bastantes cambios, importantes, por ejemplo en cuanto a la locación respecto de lo que es la mejora y  el Código interpreta que toda las mejoras necesarias están a cargo del locador siempre salvando el ‘pacto en contrario’, hoy se da prioridad ante la ley a lo que las partes escribieron en el contrato, dejo de existir el contrato verbal y si o si debe existir un contrato escrito”.

“También cambiaron los plazos, como plazo mínimo ahora, tanto para comercial y vivienda, son de dos años salvo con fines turísticos, y eso también cambia con lo que establece la Ley, mientras que los máximos pasaron de 50 años en comerciales, cuando era de 20, y pasó a 20 años para casas de familia”.

“Hubo cambios, pero básicamente sigue lo mismo, no creo que cambie mucho nuestro trabajo”.