La familia de Ariel Velasquez aguarda ansiosa el resultado de la autopsia y las pericias

[pullquote]La Fiscalía de Investigaciones Penales número 10, a cargo Silvia Farall, ya tiene el informe completo de la autopsia que la perito Sandra Gaspar realizó al cuerpo de Jorge Ariel Velásquez, muerto en la de terapia intensiva del hospital Pablo Soria, tras once días de agonía.[/pullquote]

Jujuy al día® – Los familiares de Jorge Ariel Velásquez, el militante radical asesinado en la ciudad de San Pedro de Jujuy, aguardaban “ansiosos” por estas horas el informe oficial vinculado a la autopsia y a las pericias realizadas al proyectil extraído del cuerpo del joven de 22 años y las armas secuestradas en el marco de la investigación.

Así lo señaló el abogado Sergio Ramírez, representante de la familia de la víctima, quien hace tres semanas, un día antes de las PASO, fue baleado tras pegar afiches de la UCR, y murió once días después, en un hecho que el radicalismo considera un “crimen político”.

“Estamos esperando ansiosos el informe del perito oficial”, remarcó el letrado, en diálogo con esta agencia.

La Fiscalía de Investigaciones Penales número 10, a cargo Silvia Farall, ya tiene el informe completo de la autopsia que la perito Sandra Gaspar realizó al cuerpo de Velásquez, muerto en la de terapia intensiva del hospital Pablo Soria, tras once días de agonía.

La muerte del joven, cuya militancia en el radicalismo había sido objetada por la presidenta Cristina Fernández que mostró un texto de afiliación al Partido por la Soberanía Popular, de la ultrakirchnerista Milagro Sala, jefa de la Tupac Amaru, desató una intensa polémica a nivel provincial y nacional.

Tras las manifestaciones presidenciales en ese sentido por cadena nacional, la familia de la víctima echó por tierra cualquier especulación sobre la filiación política del joven y aseguró que nunca militó para la Túpac Amaru, sino para el radicalismo.

Los tres detenidos en torno a este hecho, Héctor Lezcano, Diego Yurquina y Gabriel Yurquina, seguían hasta ayer negándose a prestar declaración indagatoria, mientras la policía continuaba buscando a tres personas que, según la pesquisa, intervinieron en forma directa o indirecta en el crimen del joven.

Este miércoles, se realizó una nueva inspección ocular en el lugar donde dispararon contra Velásquez el 8 de agosto pasado.

La fiscal Silvia Farall, su ayudante y efectivos de la Brigada de Investigaciones, participaron de ese procedimiento.

El abogado Ramírez expresó la gran expectativa que tiene la familia alrededor del “informe del perito oficial con respecto a la autopsia y los resultados de las pericias que hicieron a las armas secuestradas y al proyectil que se extrajo del cuerpo de Ariel”.

El letrado, al confirmar que los tres detenidos hicieron uso de su derecho a no declarar, explicó que “eso no debe tomarse como presunción de culpabilidad sino que es una manera de defensa”.

Ramírez confirmó que la bala 9 mm, extraída del cuerpo del joven fue cotejada con un arma perteneciente a un policía vinculado con los detenidos, con resultado negativo.

Aún no pudo ser hallada el arma que mató a Velásquez, que se intentó buscarla con un detector de metales, al igual que una vaina servida de ese calibre en la zona donde ocurrió el hecho y también en las casas de los detenidos, donde la pesquisa se concentra en la posibilidad de que la prueba haya sido enterrada.

La semana pasada, la fiscal Farall había señalado que en la investigación, hasta el momento, “el tinte político” no aparecía como “relevante”.

Mientras Gerardo Morales, senador radical y candidato a Gobernador de Jujuy, insistió con que se trató de un “crimen político” dado que ocurrió un día antes de las primarias, el postulante presidencial del kirchnerismo, Daniel Scioli, llamó a que no haya “utilización política en situaciones desgraciadas”.

En plena polémica, Morales denunció que la presidenta Cristina Fernández y Scioli “son los grandes responsables que garantizan la impunidad que deriva en esta cultura violenta en la provincia”.

El candidato radical sostuvo que el de Velásquez fue “un crimen injusto” que se “ha dado en el marco de un clima de violencia política que se da desde hace un tiempo en Jujuy”.