Desarticularon grupo de estafadores

Jujuy al día® – Personal de la Brigada de Investigaciones de la ciudad de Libertador General San Martín, logró desarticular el accionar de una banda que se dedicaba a las estafas telefónicas. La investigación realizada por el personal policial junto al fiscal, doctor Ernesto Resua, posibilitó la detención de la mujer que se dedicaba cobrar el dinero de las estafas y se determinó que las llamadas eran realizadas desde el Servicio Penitenciario. La justicia dispuso el allanamiento de la vivienda de la inculpada, donde se secuestró dinero en efectivo y teléfonos celulares, como así también el allanamiento de determinadas celdas de la Unidad Penal Nº 1, donde también se secuestró teléfonos celulares.

Con motivo de instruirse actuaciones sumarias por el delito de “Estafas”, por parte del personal de la Brigada de Investigación de la ciudad de Libertador General San Martín, bajo las órdenes del Fiscal de Investigación en lo Penal Nro. 12, doctor Resúa, ante el apoderamiento de dinero mediante maniobras fraudulentas por parte de los causantes, quienes manifestaron al damnificado que había sido beneficiado por un sorteo ficticio, resultando ganador de un televisor LCD, un lavarropas y un automóvil entre otra cosas, pero para poder acceder a los mismos debía primero pagar “gastos administrativos” para el papeleo y el traslado de los premios.

Los delincuentes lograron captar el interés del denunciante, consiguiendo el giro de determinada suma de dinero y el envió de códigos de tarjetas de carga para teléfonos celulares, a los fines de completar un monto determinado.

La investigación permitió establecer la identidad de la persona que hacia efectivo el cobro de dinero, tratándose de una mujer de 40 años y tras “seguimientos telefónicos” se logró individualizar a sus cómplices, quienes efectuaban las llamadas desde teléfonos celulares y desde el interior de la Unidad Penal Nº 1, del barrio Gorriti.

Tras esto se dispuso una serie de allanamientos y registros domiciliarios en las viviendas de los causantes y en la propia unidad carcelaria, en la cual se procedió al secuestro de 24 teléfonos celulares (de distintas marcas y modelos), dinero en efectivo (propio del ilícito), y el arresto de la imputada.

Cabe señalar que mediante una triangulación realizada en la Unidad Penal se logró establecer el lugar desde donde se realizaba las llamadas y se procedió al secuestro de cuatro teléfonos celulares. Cabe señalar que la investigación prosigue a los fines de determinar si habría mas personas implicadas en estos delitos.

Las autoridades policiales recomiendan a la comunidad que en el caso de recibir este tipo de llamadas se proceda a cortar la comunicación y no acceder a brindar datos personales, ni al envió de dinero.