Periodista de San Pedro de Jujuy denunció persecución política del gobierno

raul navarroJujuy al día® – El periodista Raúl Navarro (conocido como Magurda) de la ciudad de San Pero de Jujuy denunció que hoy domingo, 23 de agosto, aproximadamente a las 9:30 horas un grupo de policías ingresó a su casa, ubicada en Scaro 242 del Barrio Bernachi de esa ciudad.

Tres efectivos de Infantería y tres de la Brigada, entraron violentamente rompiendo la puerta de acceso, invocando una orden del Juez Samman de esa ciudad, que nunca exhibieron. Los policías supuestamente buscaban a un hijo de 28 años del periodista que no tiene domicilio en esa vivienda.

El grupo de policías ingresó con dos testigos, vecinas del periodista, que según señaló el periodista está vinculadas políticamente a la diputada (mc) Adelma Torres, hoy funcionaria del gobierno de Fellner.

Navarro interpretó que se trata de una persecución política, de la que responsabilizó al Gobierno de la Provincia y al Municipio de San Pedro, por su labor periodística crítica de la gestión del oficialismo.

Navarro –quien conduce “Agenda de radio”, programa que se emite por la Radio del Canal RTV de San Pedro, precisó que desde hace tiempo viene sufriendo situaciones que interpretó como presiones ejercida por el gobierno. Una de ellas es el intento por obstaculizar la continuidad de su programa de televisión “Ustedes, ellos y nosotros” que desde hace un mes no está al aire por el canal.

“Es claramente un apriete para callarme la boca” afirmó Raúl Navarro y precisó que hace ocho meses le quemaron el auto, en un episodio que también inscribió dentro de un proceso destinado a amedrentarlo. Consideró que las presione parecen haberse profundizado en medio del clima que se vive en esa ciudad, tras el asesinato del joven Ariel Velázquez.

Explicó el periodista que dormía en su casa, donde se encontraba un hijo menor de 14 años. Se despertó por los ruidos que hacían los policías quienes estuvieron dentro de su vivienda por un lapso aproximado de 40 minutos. Refirió que no le dieron explicaciones, salvo que buscaban a su hijo, y describió la situación como “un hecho de violencia inconcebible” que provocó estupor, miedo y angustia a su hijo menor que presenció el procedimiento.

Magurda reclamó a las autoridades provinciales que se ponga término a la persecución, y exigió que se garantice su vida e integridad, así como condiciones para el libre ejercicio del periodismo.