Advierten que la situación “ha empeorado” y que aún sigue el “ninguneo” del gobierno de Eduardo Fellner

Nicolossi 18-08-15Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Guillermo Nicolossi, vocero de los trabajadores autoconvocados del Parque Nacional Calilegüa, quien fue trasladado de dicha área protegida por sus acciones en contra de la actividad petrolera, indicó que la contaminación en nuestro Parque Nacional ha empeorado y que hasta la fecha no ha habido ninguna respuesta del gobierno de Eduardo Fellner a una grave situación ambiental que lleva más de 20 años agravándose.

Además sostuvo que se necesitaría varios años y millones de pesos, como también voluntad política, para realizar la remediación ambiental dado el daño que produjo y produce la explotación petrolera dentro de un área protegida.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Guillermo Nicolossi manifestó que la situación “ha empeorado, y aún sigue el ninguneo tanto del gobierno provincial como de las autoridades de nuestro organismo, nunca hubo respuestas y siguen avanzando en el sentido contrario a la conservación del Parque y la protección de las aguas que alimentan las poblaciones vecinas”.

“También empeoró el equipo de fiscalización, porque fue desarmado. Fui trasladado a otro Parque Nacional en mayo y actualmente no hay un encargado de la fiscalización. Nuestra misión como Guarda Parques es la fiscalización y necesitamos un documento que nos vale para fiscalizar el yacimiento que es parte del Parque. Nosotros podemos cumplir nuestra función, ir y fiscalizar, pero el tema es que no habrá un encargado formal de la fiscalización en el yacimiento y no tenemos acceso a la documentación que se genera en torno al avance y ampliación de ese yacimiento”.

Agregó “simplemente los compañeros que quedaron en el Parque fiscalizan como su función primaria sin tener acceso a nueva información y donde nuestras propuestas fundamentadas técnica y legalmente no se tienen en cuenta desgraciadamente, no nos queda otra que ir por fuera de nuestros trabajos y convocar a la comunidad para que defiendan sus derechos, principalmente en Yuto y Caimancito”.

Guillermo Nicolossi señaló a JUJUY AL DÍA® que “son dos décadas, en realidad 4 décadas largas porque desde que se empezó a explotar el yacimiento nunca hubo controles ambientales y han generado pasivos con los que se contaminan el agua. Las empresas se van a seguir llevando las ganancias y los ciudadanos seremos los que tendremos que sufrir ese impacto ambiental de la contaminación y por medio de nuestros impuestos pagaremos la remediación el día que los Estados vean que llegó la hora de remediar la zona”.

En relación puntual a la responsabilidad del gobierno de Eduardo Fellner en dicha contaminación y concesión para la explotación, Nicolossi sostuvo que “todos los gobiernos le dan la espalda a los pueblos, solo buscan el beneficio de las grandes empresas y seguramente los beneficios personales y la única forma de poder hacer que nuestros representantes cumplan con su deber y busquen el beneficio social más allá del gobierno que sea, es que la comunidad se involucre, participe, que no dejemos en manos de unos pocos representantes decisiones tan importantes”.

Aseguró que “todos los gobiernos que han pasado, tanto nacionales y provinciales son responsables directos de la contaminación en el Parque y de la afectación de las comunidades vecinas”.

En torno a dicha contaminación, el diario JUJUY AL DÍA® consultó al Guarda parques si han determinado la pérdida de biodiversidad de la zona afectada a lo que respondió que “si uno mira animales grandes generalmente no, pero no sabemos qué pasa con la fauna o la vegetación minúscula, no tenemos idea de lo que está pasando porque no hay una investigación sobre eso. Lo que si hay son muertes directa de animales porque han caído en pozos inactivos que son pozos abiertos, donde se han ahogado. Es decir que hay afectación directa sobre individuos, y sobre especies es más difícil de determinar”.

Consultado acerca del tiempo que podría demorar si hoy se comenzaría con la remediación ambiental en el Parque Nacional Calilegüa, Nicolossi sostuvo “primero hay cientos de kilómetros de caños tirados en la selva que habría que sacar, pero lo más importante es el sellado de los pozos tras fijar el cierre del yacimiento que es lo que corresponde. Para sellar cada pozo estaríamos hablando de 4 a 10 millones de pesos, aunque son variables los números, pero afrontar esos costos va a llevar muchos años, y pensando que cada pozo significa 10 millones de pesos y son 32, hablamos de muchos años”.

Aunque aclaró “esto lo deberían pagar las empresas que se beneficiaron, pero las gestiones de gobierno están muy lejos de conseguir eso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.